Videos

Berlusconi: Política, negocios, escándalos y espectáculo

EuroNews ES
|
November 27, 2013 AT 10:00 AM
Silvio Berlusconi irrumpe en la escena política en 1994. Italia aún no se ha sobrepuesto de la operación contra la corrupción institucional “Mani Pulite” (Manos Limpias), que desmontó el sistema de partidos de la posguerra. El empresario y político, propietario de Fininvest, encabeza Forza Italia, un partido que aspira a ocupar el espacio político dejado por los cristiano-demócratas. Su credo, la libertad individual y de mercado. Su promesa, una nueva era de crecimiento y prosperidad. Su principal baza, un gran sentido del espectáculo. Berlusconi se convierte en Presidente del Consejo pero debe formar coalición con sus dos aliados: Gianfranco Fini, de Alianza Nacional, y Umberto Bossi, de la Liga Norte. El primer gobierno de Berlusconi es efímero tras la deserción de la Liga Norte, descontenta por que el Ejecutivo no mantiene su promesa de avanzar hacia una Italia federal. El 22 de diciembre de 1994, se ve obligado a dimitir. Berlusconi debe esperar hasta las elecciones de 2001 para lograr su revancha. En una emisión televisiva en plena campaña llega a firmar un contrato con los italianos en el que promete reformas liberales y, sobre todo, bajar los impuestos. Rebautizado como “La Casa de las Libertades”, su partido logra la mayoría absoluta. Con ello conseguirá en éste, su segundo mandato, cumplir los cinco años de legislatura, algo que no había sucedido en Italia en medio siglo. En política exterior, Berlusconi se alía con los Estados Unidos en la crisis de Irak y pese a la oposición de la opinión pública, ordena el envío de tropas italianas. Durante ese tiempo, continúa con sus roces con la justicia, pero la prescripción de los delitos, la mayoría por corrupción o fraude fiscal, y las apelaciones le salvan de ser condenado en firme. Este segundo mandato es también el del Berlusconi más teatral, con numerosas salidas de tono debido a un humor poco convencional. Como ejemplo, la palabras que dedica en el Parlamento Europeo al alemán Martin Schulz el 2 de julio de 2003: “Seños Schulz, conozco a alguien en Italia que está haciendo una película sobre los campos de concentración nazis. Me gustaría proponerle para el papel de jefe de uno de esos campos”. En 2008 su nuevo partido, el Pueblo de la Libertad, logra la victoria electoral de nuevo, prometiendo luchar contra la inmigración clandestina y, una vez más, bajar los impuestos. Pero este tercer mandato será también el de los escándalos sexuales, que le llevan de nuevo ante los tribunales acusado de incitación a la prostitución de menores y de abuso de poder. Sin embargo, fue la crisis de deuda soberana en la Eurozona, que golpea severamente a Italia, la que finalmente obliga a Berlusconi a dimitir el 13 de noviembre de 2011. Días después cede su puesto a un tecnócrata, Mario Monti.