Share

Videos

Betancourt:"Trabajar en proceso de paz es una posibilidad"

EuroNews ES
|
July 23, 2014 AT 4:44 AM
Seis años de libertad tras otros seis de brutal cautiverio. Una nueva vida para quien ha sido rehén de los guerrilleros de las FARC en la jungla colombiana y que durante años ha estado aislada del mundo. Bienvenidos a ‘Global Conversation’, donde me acompaña Ingrid Betancourt. Muchas gracias por estar con nosotros. Ha estado haciendo muchas cosas desde que fue liberada. Ha vuelto a la universidad, es una madre muy presente y también autora; acaba de publicar su segundo libro, “La línea azul”. Euronews: “¿Intenta mantenerse ocupada para alejar los fantasmas del pasado?” IB: “No, no hay fantasmas. El pasado es pasado, no evito recordarlo, pero ahora quiero aprovechar mi vida. Estos haciendo muchas cosas porque quiero recuperar el tiempo perdido en la jungla. Por eso me gusta tener una vida intensa e intento aprovechar cada segundo”. Euronews: “Su novela, ‘La línea azul’, también es muy intensa. Es una historia de amor, un drama, que transcurre durante la dictadura en Argentina, punto clave para su historia. El personaje de Julia es fuerte a pesar de vivir experiencias terribles a manos de los militares, soportando torturas y la prisión. ¿Cuánto hay de usted en Julia?” IB “En realidad, Julia es diferente, quizás me gustaría ser como ella, pero no lo soy. Julia tiene el don de mirar hacia el futuro. Lo que quería con Julia y otros personajes como Theo, era tratar temas como el destino, qué ocurre si creemos en él y si al hacerlo ponemos en peligro nuestra libertad. Mi teoría es que la libertad es la habilidad de actuar o reaccionar ante las situaciones que no podemos cambiar y que llamamos destino”. Euronews: “¿En algunos aspectos aparece su historia personal?” IB “Un escritor utiliza sus vivencias en lo que escribe, pero en este caso quería que Julia fuera diferente, que tuviera su propia vida. No ha tenido mis mismas experiencias, aunque puedo simpatizar con ella por todo lo que pasa. Eso me ayuda a hablar de cosas como la espiritualidad, de lo metafísico, como el amor, la libertad y la dignidad. Son cosas que en nuestras vidas solo consideramos como abstractas aunque no deberíamos”. Euronews: “¿Entonces intenta trasladar estos conceptos al lector a través de una historia de intriga?” IB: “Sí y espero que la gente se sumerja en la novela y pueda sacar algo de ella. Trato temas como la violencia, las elecciones que hacemos, cómo nos convertimos en héroes o villanos o cómo alguien puede torturar a otra persona”. Euronews: “Para dar vida a los personajes y a la historia debe de haberse centrado en sus experiencias personales. ¿Ha sido un libro difícil de escribir?” IB: “En realidad, ha sido un placer escribirlo. Mi primer libro, ‘Incluso el silencio tiene final’, fue más complicado, porque contaba mis memorias en la jungla. Pero ahí creé, seguí a mis personajes. Una vez establecí su personalidad y su pasado, les seguí de alguna manera y acabó siendo una experiencia muy agradable”. Euronews: “¿Y ahora es difícil? Su libro ha sido publicado y hay el riesgo de que el libro pueda verse sujeto a diferentes interpretaciones y que por tanto pierda el control de la historia”. IB: “Sí, pero por un lado eso es algo importante y por otro es una bendición. Un libro es un ser humano que habla y luego se convierte en un diálogo. Cuando hablas gente obtienes respuestas y cada persona responderá de forma diferente. Eso es lo importante”. Euronews: “Julia es capaz de dejar atrás su pasado, pero es ficción. ¿Usted ha podido dejar atrás el suyo?” IB: “Sí, en especial lo que he querido dejar aträs. Hay cosas que quiero recuperar y otras que es importante no perder. Con la experiencia que he vivido creo que he encontrado un tesoro”. Euronews: “¿Qué tesoro?” Euronews: “El tesoro es el diálogo que tengo conmigo misma, cómo he aprendido a conocerme y también a conocer a los demás. En la jungla viví lo peor del ser humano, pero también lo mejor. En cierta manera eso me llevó a querer al prójimo y creo que hoy puedo ir más allá de la primera impresión que puedo tener de las personas”. Euronews: “Durante su cautividad hubo muchas fricciones, no solo con los secuestradores, sino también con otros rehenes. ¿Dónde vio la parte buena de la que habla?” Euronews: “En diferentes situaciones: en la compasión, en la generosidad, incluso en los guardias, que en un momento determinado intentaban ser agradables aunque tuvieran la orden de ser incluso sádicos por momentos. Me refiero a la humildad que hay en algunas personas que desean darlo todo para ayudar a alguien. La generosidad de los otros rehenes al compartir la comida o al abrazarte. El ser humano es una máquina muy compleja. Deberíamos estar orgullosos de ser seres humanos, de tener la capacidad de poder superar el temor, la oscuridad. Somos buscadores de luz”. Euronews: “Hemos pedido a nuestros teleespectadores que participen y que nos envíen sus preguntas, como la que hemos recibido de Kamran Deyhimi, que pregunta si es posible perdonar después de todo por lo que ha pasado”. IB: “Creo que el perdón no es algo espontáneo, pero hay que saber perdonar”. Euronews: “¿Por qué perdonar? Por qué deberíamos hacerlo?” IB: “Porque el perdón es la liberación de uno mismo.Cuando te ves atrapado por el odio permites que quien te ha hecho daño te imponga sus emociones. Hay que ser libre para sentirte realmente a ti mismo y no estar bajo el control de alguien que te ha herido. Por eso creo que el perdón es el primer paso para ser emocionalmente libres”. Euronews: “Pero eso no es fácil...” IB: “No lo es, pero considero que es algo que hay que hacer. Racionalmente, es muy fácil decir que hay que perdonar, pero emocionalmente es algo que hay que asimilar todos los días. A veces recuerdo imágenes del pasado en las que veo cómo sufrí y lo mal que lo pasé. Entonces vuelvo a las emociones que he elegido sentir e intento ser coherente con mis decisiones. Diría que el perdón es una disciplina, una disciplina espiritual, que hay que practicar todos los días”. Euronews: “Como católica que es, la espiritualidad es algo importante. Cuando estuvo en la jungla, ¿se cuestionó sus creencias? ¿Pensó en dejar de lado su religión y dejar de creer en Dios?” IB: “Tengo muchos conflictos con mi religión. Creo que soy una católica rebelde. Hay cosas con las que no me siento a gusto. Dejemos de un lado la religión y hablemos de la relación que tenemos con nosotros mismos y entre nosotros mismos con la otra dimensión a la que podemos llamar Dios, ahí encontramos un punto de fuerza.” Euronews: “Usted es libre, pero las dificultades permanecen porque sigue ligada a su identidad, de la que es prisionera. Todo el mundo la conoce como Ingrid Betancourt, la mujer rehén. ¿Le gustaría librarse de esta imagen o le puede servir para algo?” Euronews: “La libertad es un concepto muy complejo. Se transforma en base a las relaciones. Puedes ser libre de alguien o con alguien. Es un estado de ánimo que tienes que practicar contigo mismo, liberarte de ti mismo y de tus prejuicios, incluso de cosas del pasado”. Euronews: “¿Le molesta que siempre vaya a ser vista como una exrehén?” IB: “No, porque esa es la verdad. Soy una exrehén en todos los aspectos: como mujer, madre, escritora e incluso como política. Siempre seré una exrehén”. Euronews: “¿No le puede favorecer?” IB: “Pienso que sí. Todos tenemos que intentar transformar la tristeza de la vida en oportunidades de crecimiento, de manera que se conviertan en algo positivo”. Euronews: “Aubin Héritier Mboukou nos pregunta si está ayudando a otros rehenes que han pasado por lo mismo que usted y a aquellos que aún permanecen secuestrados en Colombia”. IB : “Intento hacer todo lo posible, me involucro mucho. Participo siempre que me llaman para las iniciativas de la organización ‘Otage du monde’. Voy con ellos a conferencias para que tengan una mayor repercusión, para atraer la atención de los medios en casos específicos y en los que ciudadanos franceses han sido secuestrados. También en Colombia tintento defender los derechos de las personas secuestradas, también porque en el mundo sucede algo curioso: se representa a las víctimas como culpables de sus destinos”. Euronews: “¿Usted también?” IB: “Sí, muchas veces, y muchas personas se han encontrado en esta situación. He hablado con ellas y en algún momento todos hemos escuchado a la gente decir ‘no fuiste con cuidado, no fuiste prudente, podrías haber evitado lo que ocurrió’, y eso no es cierto”. Euronews: “¿Se culpabiliza de haber sido liberada sobre todo gracias a su notoriedad, porque ya era conocida?¿Se siente culpable?” IB: “No, me siento muy afortunada. Si no fuera conocida, probablemente aún seguiría en la jungla. Mi fama me ha ayudado,pero también a otros rehenes. Es muy importante hablar de otras personas que están en la jungla o en cautiverio y que no tienen cobertura en los medios. Por ello debemos estar ahí, para que sus casos sean conocidos”. Euronews: “Ha apoyado mucho al actual presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, durante su campaña electoral por su apoyo al proceso de paz con las FARC. ¿Cómo se sintió al volverse a involucrar en política?” IB: “Fue un poco extraño. Era la primera vez que lo hacía después de ser liberada. Fue extraño porque no quería entrar en política, no me sentía suficientemente fuerte, pero pensé que era un momento muy importante para los colombianos, que necesitábamos tomar la decisión adecuada. Cuando intervine Juan Manuel Santos estaba perdiendo la campaña y su adversario era el candidato a favor de la guerra. Los colombianos respondieron muy bien. La gente pensó: ‘tenemos dos opciones y necesitamos lograr la paz’. Hay la opción de acabar con quien piensa de manera diferente, y otra que es la de darse la mano, reconocer al rival como ser humano y decir, ‘vamos a trabajar juntos por un mundo mejor’”. Euronews: “¿En qué punto se encuentra su carrera política? ¿Es solo el inicio?” IB: “No estoy segura. Me considero una persona que se abre puertas. Estoy disponible, aunque para las buenas causas. No estoy segura de querer entrar en la arena política. Los recuerdos que conservo en política son dolorosos.”. Euronews: “¿Era una buena política?” IB: “Sí, era una muy buena política. Era muy combativa, pero cuando luchas también recibes golpes. Esas cosas hieren, tienes que ser fuerte y yo no sé si soy lo suficientemente fuerte para volver al terreno político. Quizás si logro recuperar esa dureza y si Colombia cree que es el momento adecuado. Si puedo ser útil, podría valorarlo”. Euronews: “¿Trabajando quizás en el proceso de paz?” IB: “Trabajar en el proceso de paz es una posibilidad” Euronews: “¿Ve posible que las FARC se integren en la vida política? Es un asunto que está sobre la mesa de negociaciones. ¿Usted que los conoce, cree que es factible?” IB: “Sí, los conozco. Una de las cosas que aprendí en cautividad es que el ser humano es complejo y siempre necesitas abrir una puerta y dar la posibilidad a una persona que te maltrata de que cambie, y de encender su luz interior. Si nos limitamos a decir que son terroristas, que son malvados, lo único que conseguiremos es que acaben en prisión y negarles la oportunidad de que se conviertan en personas útiles para la sociedad. Digo esto porque tenemos otros ejemplos en Colombia, como los guerrilleros del grupo M19, que tras un proceso de paz hace algunos años sus líderes se han convertido en políticos muy importantes en el país y han elaborado buenas propuestas a pesar de haber tenido un pasado violento y de haber matado a personas. No podemos ignorar la oportunidad que han tenido de convertirse en buenos ciudadanos colombianos”. Euronews: “¿Los crímenes del pasado deberían quedar impunes? Sus antiguos captores deberían quedar exentos de castigo si ello contribuyese a hacer avanzar el proceso de paz?” IB: “No, impunidad no es un término correcto. El perdón no significa impunidad. Necesitamos justicia, aunque creo que debemos buscar alternativas en la manera de aplicarla. Quizás la cárcel sea una opción, aunque debemos buscar otras modalidades. Por ejemplo, había unas chicas que me controlaban mientras hacían la guardia. Me gustaría verles cambiar sus fusiles por flores. La exportación de flores es una industria importante en Colombia. Me encantaría poder crear granjas con flores y que estas chicas pudieran ser sus propietarias o empleadas, y darles la oportunidad de ganar dinero de manera honesta y de que puedan hacer las cosas bien” Euronews: “Habla como un político...” IB: “Sí, creo que realmente lo soy”. Euronews: “Cuando abandonó la jungla dijo que no se privaría de los pequeños placeres de la vida: flores en la habitación, una buena taza de té, pasteles, helados... ¿Sigue disfrutando de estos placeres?” IB: “Sí, totalmente. He desarrollado una serie de reglas diarias. Y también hablo de ello en la novela. ‘La línea azul’ habla del horizonte de felicidad que todos buscamos. Pero, ¿dónde se encuentra? Quizás está en el pasado y nos sentimos tristes porque la felicidad ya no forma parte de nuestro presente, o en el futuro, en el que buscamos aquello que deseamos y por lo que haríamos cualquier cosa para lograr ser felices. Pero yo creo que la felicidad se encuentra en el momento, en cómo podemos aprender a vivirla en el presente. Aprender a caminar sobre esa línea azul. Por ejemplo, estar aquí con ustedes en la magnífica ciudad de París, con este fantástico clima: Eso es un momento de felicidad”. Euronews: “¿Pero esa línea azul, entre el cielo y el mar, es inalcanzable?” IB: “Es una alegoría de la parte física y espiritual que tenemos dentro de nosotros. Al final del libro Julia ve que no hay una línea entre lo físico y lo espiritual, entre el mar y el cielo. El objetivo, a mi parecer, es entender que cuerpo y espíritu deben unirse para darnos cuenta de la vida que estamos viviendo en el presente. No podemos vivir de un otro modo”. Euronews: “Acabamos con una pregunta de Francis Grady. ¿Se siente feliz y satisfecha?” IB: “Sí y no. Sí porque tengo todo lo que quiero y porque he aprendido a ser agradecida con la vida. Y no porque es necesario tener esperanza. La esperanza es siempre la idea de ir más lejos, ese pequeño motor que todos tenemos para seguir avanzando. Quiero mantenerme en ese desequilibrio, creo que es positivo”. Euronews: “Ingrid Betancourt, muchas gracias por haber sido nuestra invitada en ‘Global Conversation’”.