Videos

Blair advierte del riesgo de contagio del conflicto sirio fuera de la región

EuroNews ES
|
January 23, 2014 AT 11:36 AM
Como cada año, el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, ha atraído a líderes de todos los rincones del planeta. Líderes de hoy y de ayer, como el exprimer ministro británico Tony Blair, que es actualmente el enviado especial del Cuarteto para Oriente Próximo. euronews ha hablado con él sobre el conflicto sirio. Sarah Chappell. euronews: El pesimismo rodea las conversaciones de Ginebra II. ¿Espera algún resultado siquiera esta semana? Tony Blair: Obviamente la situación es increiblemente difícil. Lo más probable es que a menos el presidente Asad sienta una presión real para llegar a un acuerdo en el terreno, la cosa sea difícil. euronews: ¿Cómo cree que la comunidad internacional puede ayudar a un entendimiento entre partes tan radicalmente enfrentadas? Tony Blair: Durante los últimos seis o nueve meses, creo que la situación sobre el terreno ha cambiado de nuevo a favor del régimen. Es evidente que están recibiendo mucha ayuda: de Irán, de Hizbulá, que están luchando en primera línea del frente, y eso le ha dotado de una fuerza terrestre de la que carecía hace un par de años. Por tanto, creo que para nosotros, en Occidente, la cuestión que se plantea es cómo lograr que la oposición esté en pie de igualdad en las negociaciones. Ahora bien, el factor complicado, por supuesto, es que la oposición también tiene elementos internos con quienes estamos en profundo desacuerdo, como pueden ser grupos vinculados a Al Qaeda, combatientes yihadistas, y otros. Por eso, la situación se ha vuelto muy, muy compleja. Pero nunca debemos olvidar que probablemente en Siria habrá una mayoría que quiera una solución sensata a todo esto, y que se dé cuenta de que los diferentes grupos religiosos tienen que convivir pacíficamente, aunque en este momento no tenga la fuerza necesaria para hacer valer su voz. euronews: ¿Cree que el Reino Unido y otras potencias occidentales deberían plantearse armar a los rebeldes? ¿Es siquiera una posibilidad dada la disparidad de los grupos? Tony Blair: Creo que la primera pregunta que debemos hacernos es si estamos preparados para intervenir de alguna forma para cambiar el equilibrio de poder en el terreno. Y creo que hay que estar preparados para hacerlo. Durante dos años, he sostenido que al menos deberíamos tratar de crear una zona de exclusión aérea, no sólo para dar un respiro a la población civil, sino para enviar una señal al régimen de que no va a mantener al país bajo control pulverizando a la población civil. euronews: Se habla ya de más de cien mil muertos y una crisis masiva de refugiados. ¿Cree que la comunidad internacional tiene parte de responsabilidad por no haber intervenido, hasta ahora? Tony Blair: Sé, por mis años como primer ministro, lo difíciles que son estas decisiones. Si se interviene, se genera una serie de problemas, como hemos visto en Afganistán y en Irak. Pero por otra parte, si no se interviene, la situación no se resuelve sola. El problema es esta combinación de, por una parte, un régimen dictatorial, dispuesto a utilizar una fuerza extraordinaria y espantosa contra la población civil, y por otro, grupos extremistas patrocinados por Irán, por el lado chií o grupos suníes, como Al Qaeda. Cuando tienes una situación así, es muy, muy difícil adoptar las decisiones necesarias para remodelar las cosas. Occidente es reticente a ello, y entiendo sus razones. Pero lo cierto es que hoy en día, podemos ver claramente que las consecuencias de la no intervención también son muy graves. euronews: ¿Por qué cree que ha habido estas reticencias en Occidente? Tony Blair: La respuesta es extremadamente simple: porque es difícil. Un grupo como Hizbulá está dispuesto a perder una veintena de combatientes al día, y después vuelve directo al combate. Así que, cuando te enfrentas con gente así... Del mismo modo, la razón por la que los elementos de la oposición yihadista en Siria han comenzado a implantarse en el terreno es que están dispuestos a ir a matar y a morir. Eso hace que sea un enemigo difícil de derrotar. Si nos fijamos en lo que está sucediendo en la región en este momento, creo que básicamente es que hay un combate en marcha entre personas que creen en un futuro para la región, que tienen una mentalidad abierta y tolerante, con economías y sociedades modernas, y aquellas que quieren diferentes formas de extremismo, basadas en, francamente, una visión equivocada de la religión. Por lo tanto, esa es la pelea, y creo que es importante que nosotros en Occidente estemos del lado de las personas decentes, que son probablemente una mayoría, pero que no están organizadas ni están dispuestas a ir a matar. euronews: Si Siria sigue desintegrándose, ¿qué consecuencias cree que puede tener en toda la región? Tony Blair: Creo que sería desastroso, y no creo que las consecuencias se limitaran a la región, por eso me parece que es una situación muy grave. No se trata sólo de países. Podemos ver lo que está sucediendo en Irak de nuevo, o en el Líbano. Obviamente, hay países como Jordania, que están soportando la presión muy bien, pero que al fin no dejan de estar bajo una enorme presión. Pero estoy pensando en lo que puede suceder fuera de la región. Mire, tenemos cientos de ciudadanos del Reino Unido que han ido a combatir a Siria. Son ciudadanos británicos y van a volver. En Europa hay una importante población musulmana...es una situación compleja, que plantea muchos desafíos, y entiendo por qué los líderes actuales la encuentran tan dura y desafiante. euronews: Me gustaría hablar brevemente de Irán y de la retirada de la invitación a Teherán para asistir a las conversaciones de Ginebra II. El presidente Hasán Rohaní habló con euronews ayer y nos dijo que la autoridad de Naciones Unidas se había visto socavada por el modo en que ha manejado este asunto. ¿Está de acuerdo? Tony Blair: Se trata de situaciones diplomáticas muy complejas, porque el Secretario General de la ONU, obviamente, pensaba que Irán iba a venir bajo unas determinadas bases//, mientras que ellos, por la razón que sea, pensaron que iban a venir con otras condiciones que eran inaceptables para la oposición siria. Entiendo cómo se producen estas situaciones. Pero francamente, no creo que los problemas en este momento sean si Irán está invitado o no. La cuestión es, como he dicho, cómo podemos alterar el equilibrio de fuerzas en el terreno para que el presidente Asad entienda que tiene que llegar a un acuerdo de transición. euronews: Entonces, ¿cree que es posible llegar a una solución diplomática sin la participación iraní? Tony Blair: Bueno, mire, Irán está involucrado. Lo cierto es que Irán, y es más fácil decirlo cuando ya no se está en el poder, está implicado y si va a haber una solución, también necesitan que se se les envíen las señales correctas, y las recibirán. Pero lo que el Gobierno sirio, el Gobierno de Asad y el Gobierno iraní buscan en este momento, es ver qué grado de voluntad hay por nuestra parte para asegurarse de que esto funciona. Y eso es lo importante. Euronews: En un plano más personal, ¿Le gustaría desempeñar un papel más importante en los esfuerzos diplomáticos para ayudar al pueblo sirio? Tony Blair: No, eso lo dejo en manos de los negociadores que están allí en este momento. Quiero decir, creo que lo que está sucediendo en Siria es profundamente preocupante, y creo que en toda la región existen grandes problemas que afectan drástica y profundamente a los intereses occidentales. Por cierto, el señor Brahimi, que lidera las negociaciones de la delegación siria, tiene una dilatada experiencia y es muy hábil. Le deseo mucha suerte.