Share

Videos

Croacia y Serbia, ¿qué esconde el sueño europeo?

EuroNews ES
|
May 20, 2014 AT 5:54 AM
Bienvenidos a Real Economy. Esta semana estamos en Croacia para ver cómo se dan las cosas tan sólo diez meses después de la adhesión del país a la Unión Europea. ¿Qué hay aparte del sueño de una prosperidad igual para todos? Veremos con el gobernador del Banco Nacional croata, qué está cambiando en Croacia ahora que el país hace frente a turbulencias económicas. Recopilamos datos y opiniones para determinar si han cambiado las cosas. En esta región marcada por los conflictos del pasado, veremos cómo evolucionan las relaciones con la vecina Serbia, candidata a la Unión. Pero antes de ver los aspectos económicos de la ampliación, detallemos cómo fue la progresiva transición hacia una Unión de veintiocho miembros. La base fueron los Tratados de Roma. En 1957, Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos crearon la Comunidad Económica Europea. Dinamarca, Irlanda y Gran Bretaña se les unieron en 1973. En 1979, por primera vez el Parlamento Europeo fue elegido por sufragio universal directo. Grecia se embarcaba en 1981. Cuatro años más tarde, se firman los acuerdos de Schengen, mientras que el territorio de Groenlandia abandona la Comunidad. En 1986 se unieron España y Portugal. Tras la caída del Telón de acero, se integra la Alemania reunificada, seguida de Austria, Suecia y Finlandia. La mayor ampliación se produjo en el 2004 con diez nuevos miembros. Y prosiguió en 2007, con Rumanía y Bulgaria. En 2013, el último país en subirse al tren europeo ha sido Croacia constituyendo el estado miembro número 28. Croacia solo lleva diez meses dentro de la Unión Europea. Este es el quinto año de recesión, con un desempleo creciente y una inflación a la baja, por la caída de la demanda interna. Los sectores público y privado no tienen suficiente estabilidad. Visto así, la adhesión no conlleva ventajas económicas inmediatas, pero el gobierno croata lo considera como un proceso de desarrollo a largo plazo que ayudará al país a superar el trauma de la guerra de los años noventa. Un reportaje de Giovanni Magi. La adhesión no ha cambiado costumbres como ésta de disparar un cañón a mediodía desde una torre en Zagreb, en cambio, sí ha trastocado el funcionamiento de las empresas croatas que han tenido que adaptarse a un nuevo entorno económico. ¡Todo un desafío!. Hongjoo Hahm es gerente en Croacia del Banco Mundial: “Al ampliarse las actividades del sector público, muchas empresas se ven desplazadas. Además tienen que afrontar muchísimos trámites burocráticos. Y casi no disponen de ayudas específicas para la innovación, la investigación y el desarrollo. Por eso están muy desfavorecidas en términos económicos y, en general, creo que se han de tomar medidas para mejorar la competitividad y promover el desarrollo del sector privado.” Las autoridades croatas se esfuerzan para atraer inversores extranjeros en el sector turístico. Croacia es un destino de vacaciones muy apreciado y también es un buen entorno para la inversión. “En los últimos seis o nueve meses, desde la entrada de Croacia en la Unión, hemos comprobado que varias empresas europeas se han instalado en el país, con nuevas inversiones, que crean diversas actividades. Pero lo que aún nos queda por hacer es llevar a cabo reformas en el sector público, para hacer que nuestro entorno fiscal sea más previsible a largo plazo”, asegura Damir Novinic, director general de Aik-Invest. “Al convertirse en Estado miembro, Croacia ha multiplicado por siete las oportunidades de acceder a los fondos de financiación de la UE: un potencial de un millón y medio de euros, lo que representa dos puntos adicionales del PIB, cada año hasta 2020”, puntualiza Hongjoo Hahm, gerente en Croacia del Banco Mundial. Sin embargo, para tener derecho a esos fondos, Zagreb debe dedicar un 1% de su Producto Interior Bruto a la cofinanciación de los proyectos para los cuales pide financiación. “Creo que eso requeriría una reducción de los gastos fiscales, para absorber los fondos estructurales europeos y los fondos de cohesión”. Para mejorar la situación económica del país se han multiplicado los esfuerzos, incluyendo los de los sindicatos. Boris Feis es secretario ejecutivo de Economía y Finanzas, UATUC: “En los últimos cinco años de crisis, los sindicatos han negociado una gran flexibilidad. Si comparamos las cifras de 2013 con las de 2005, la productividad de la economía croata en general se ha incrementado en un 30%. En los últimos tres años, los costes laborales unitarios aumentaron solo un 5%, igual que en Italia “. Croacia es el único país de Europa, junto con Grecia, cuya economía está en constante regresión desde 2008. Y así continuará este año, antes de un débil crecimiento anunciado para 2015. Entrevistamos a Boris Vujcic, el gobernador del Banco Nacional de Croacia que participó en las negociaciones de adhesión de su país en los temas de fiscalidad y finanzas. Antes que nada, le preguntamos sobre las previsiones económicas para su país, tras diez meses como miembro de la Unión. B.V: “Apenas pasados diez meses, todavía es muy pronto para ver los efectos reales de la adhesión a la UE. Croacia ha entrado en la Unión en un periodo económico nada favorable, cayendo en recesión ambas, tanto Croacia como la Unión, sin embargo otros países entraron en un buen momento. Por otro lado, los fondos estructurales de la UE, que son fundamentales para los recién llegados a la Unión, sólo estarán disponibles en un futuro próximo.” Pregunta : La mayor parte del mundo cree que el Banco Central es el único que puede estabilizar la economía en Croacia, ¿cree que eso es perjudicial para el país? B.V.: “Es muy importante que el sistema bancario sea estable y que esté bien capitalizado porque así se da la posibilidad a los bancos de dar créditos a las empresas que los necesitan para crear empleos. Así que habría que desregularizar el mercado de productos, de servicios y de trabajo, y crear una plataforma más fluída de inversión extranjera directa, no sólo en el sector financiero, sino también en el sector económico de la exportación. De todas maneras la política monetaria tiene sus límites, tal como tratamos de explicar desde el Banco Central.” E: ¿Cree usted que existe un desajuste considerable entre la política monetaria y fiscal de este país ? B.V.: “La política monetaria tuvo que ajustarse antes de la crisis pero luego se relajó bastante, sobre todo durante la recesión. Mientras que las políticas fiscales, por desgracia, no fueron contracíclicas. Y ese es el problema. Los países tienen que tomarlo en cuenta. Hay que adoptar una buena política fiscal para cada momento y lugar, porque si no, no hay solución en los malos tiempos.” Luego seguiremos con el gobernador Vujcic. Pero ahora veamos otro país balcánico a las puertas de la UE... Serbia inició oficialmente las negociaciones de adhesión a principios de este año... y tiene que hacer una enorme reforma estructural, no solo en la economía y la cooperación regional, sino también respecto a la reconciliación del país. Tarea difícil, como dice Giovanni Magi, para un país lleno de cicatrices, pero que aún así conserva el sentido del humor. ¿Cómo se ven mutuamente Serbia y Europa ? Ese es el tema de un concurso de caricaturas para dibujantes serbios en el que se plasmaron clichés y prejuicios. Aquí aparecen los problemas de un país que hace quince años fue bombardeado por la OTAN desde bases europeas, durante el conflicto con Kósovo. Los acuerdos de Bruselas, de abril de 2013, sirvieron para desbloquear el inicio de las negociaciones para la entrada de Serbia en la Unión. Belgrado sigue sin reconocer la independencia de Kósovo, pero las relaciones con Prístina se han normalizado. “La negociación se ha dividido en 35 capítulos, en los que figuran las treinta y cinco normas del Derecho Comunitario. Hasta la fecha casi se han completado la mitad de estos capítulos. Después se comprueba que se están aplicando las reformas necesarias.” Los temas más sensibles son los relacionados con el Poder Judicial y los Derechos Fundamentales , la libertad, la seguridad, y el control financiero. Michael Davenport es el Director de la delegación de la Unión Europea en Serbia: “Hay que iniciar una difícil reforma de la administración pública y de la administración de los gobiernos locales. Eso es esencial para asegurarse de que Serbia podrá responder a las expectativas en el proceso de negociación”. La crisis económica que ha sacudido a Europa, ha llevado a que las autoridades europeas sean cada vez más estrictas en el cumplimiento de los criterios para la entrada a la Unión. “Se pone énfasis con respecto al tema de la economía, la forma de gestionarla. Se requiere una forma diferente de hacer las cosas y también hay que proveer ayuda y asistencia durante el proceso.” Así, tanto para Serbia como para otros candidatos a la UE, cumplir los criterios económicos y financieros resulta un reto aún mayor. Branko Ruzic, ex ministro de Serbia para la integración en la UE considera que la adhesión es más difíciles ahora: “Es cierto que las condiciones se han endurecido, pero para Serbia y los demás países de la región, esto es bueno, ya que hemos de ser pragmáticos y velar por nuestros intereses. Por lo tanto, si los criterios son más estrictos, mejor, así estaremos más preparados para los desafíos que tenemos por delante.” Seguimos con Boris Vujcic, gobernador del Banco Nacional de Croacia. E: Cuando participó en las negociaciones, ¿qué le parecieron los cambios culturales que se requerían dentro de sus instituciones? ¿Eran perjudiciales o eran simplemente los requisitos de Bruselas? B.V.: “Por supuesto, hay malentendidos y diferencias de opinión con Bruselas, pero tuvimos que hacer aún más esfuerzos para explicarles a los croatas que se necesitaban cambios; por qué debían realizarse en cierto plazo y en definitiva por qué las cosas no son tan malas para el pais, al contrario de lo que se creía en un principio.” E: ¿Para usted la adhesión fue algo positivo? B.V.: “No teníamos otra alternativa. Está claro que cuando se trata de un pequeño país a la frontera de una vasta Unión Europea, adherirse a ésta tiene sentido y creo que otros países candidatos mantienen la misma lógica.” E: ¿Y hay algo negativo? B.V.: “Bueno, no es como si nos hubiéramos despertado el 1 de julio de 2013 y, de repente, nuestras vidas hubieran mejorado notablemente ... ¡No! Cuando nos fijamos en el conjunto de la Unión Europea, nos encontramos que los veintiocho estados miembros tienen situaciones muy diferentes. Incluso dentro de los países de la eurozona, hay disparidades enormes entre países que sin embargo están regidos por la misma política monetaria. Eso quiere decir que la Unión deja bastantes factores en manos de cada Estado y cada país tiene que decidir lo que quiere y cuál es su posición dentro de la Unión Europea”