Share

Videos

De un 'apartheid' político a otro económico

EuroNews ES
|
December 09, 2013 AT 12:40 PM
El ‘apartheid’ político terminó en Sudáfrica hace más de veinte años, pero el económico y social sigue vigente. A pesar de que también se ha creado una clase media negra, este colectivo mayoritario en el país sigue sufriendo discriminaciones en su acceso al mercado laboral y en sus condiciones de vida. Más de la mitad de sudafricanos continúan viviendo bajo el umbral de la probreza en los ‘townships’, los suburbios de las grandes ciudades. De hecho, cuando Mandela fue elegido presidente en 1994 la economía creció más del tres por ciento. Y, este 2013, apenas sobrepasará el dos por ciento a causa de la tormenta financiera que este verano afectó a los países emergentes por la repatriación de capitales al primer mundo. La economía sudafricana lidera el continente, pero es muy dependiente de sus minas de oro y platino. Las huelgas de los últimos años para reivindicar subidas salariales han derivado en masacres que el gobierno del Congreso Nacional Africano no ha sabido encauzar. La discriminación es evidente cuando se compara el alto nivel de paro. Los negros, que representan el ochenta por ciento de la población, registran un desempleo del 28 por ciento mientras que entre la minoría blanca solo es del seis. En medio, mestizos y asiáticos también soportan un paro mayor que la población de origen anglosajón. Actualmente, se calcula que hay dieciséis millones de sudafricanos sobre un total de cincuenta y tres que pertenecen a la clase media. El Producto Interior Bruto del país se ha casi doblado en estos últimos veinte años y la renda por habitante ha subido en un cuarenta por ciento. Pero en estas mismas cifras se comprueba que hay quien se ha beneficiado más que otros. Durante este tiempo, el número de personas que necesitan una ayuda social ha pasado a ser asimismo de dieciséis millones.