Videos

Egipto: tercer aniversario de la Revolución con los ideales de 2011 cada vez más lejos

EuroNews ES
|
January 24, 2014 AT 11:44 AM
25 de enero de 2011: miles de egipcios se echan a la calle para exigir la salida de Hosni Moubarak. Durante 18 días, la plaza Tahrir, en el centro del Cairo, se convierte en escenario de un movimiento de protesta sin precedentes. Entre manifestaciones y enfrentamientos con las fuerzas del orden, los egipcios reunidos en la emblemática plaza comparten esperanzas y miedos, pero sobre todo, la alegría de ver cumplida su principal exigencia: la caída del Rais, que el 11 de febrero dimite y transfiere sus prerrogativas al Ejército. Es el final de la era Mubarak. El Consejo Supremo del Ejército anuncia la disolución del Parlamento y la suspensión de la Constitución, dos de las principales reivindicaciones de los manifestantes. En junio de 2012, se celebran las primeras elecciones presidenciales democráticas en la historia del país. Mohamed Mursi, el candidato de los Hermanos Musulmanes gana los comicios. Pero tras solo un año en la presidencia, el Ejército le aparta del poder amparándose en el profundo descontento de gran parte de la población. Desde entonces, el país está inmerso en una espiral interminable de violencia. Desde que el general Abdelfatá al Sisi desalojó a Mursi del poder, cerca de 1400 miembros de la cofradía han muerto, o han sido encarcelados. Según un informe publicado por Amnistía Internacional con motivo del tercer aniversario de la revuelta, las autoridades interinas llevan a cabo una represión sin precedentes contra la disidencia. A finales del año pasado, tras un sangriento atentado, el Ejecutivo egipcio clasificó oficialmente al movimiento islamista como “organización terrorista”. Una vuelta a la clandestinidad que ya padecieron desde 1954 hasta el ocaso de Hosni Mubarak. La introducción de “una legislación represiva” que ha dado carta blanca a la policía para “actuar por encima de la ley” aleja cada vez más, según la organización, el cumplimiento de las demandas de la revolución de 2011. Khaled Mansour. Director ejecutivo de Iniciativa Egipcia por los Derechos Personales: “Nos queda un largo camino por recorrer para alcanzar los objetivos de la revolución de enero de 2011, e incluso las exigencias de la gente que salió a la calle el 30 de junio. Y yo creo que el primer paso es el respeto genuino de los derechos humanos, desde los derechos civiles hasta los políticos, sociales y económicos. Y hay que tener siempre presente que la pobreza y la marginalización son la raíz de los disturbios políticos, de la violencia motivada políticamente o de lo que llaman terrorismo.” Tras la adopción de una nueva Constitución aprobada por referéndum a mediados de enero, el país tiene pendiente la organización este mismo años de elecciones presidenciales y legislativas. Es más que probable que el general Al Sisi presente su candidatura.