Share

Videos

Egipto vota una nueva Constitución

EuroNews ES
|
January 14, 2014 AT 1:13 PM
En un contexto muy polarizado los egipcios votan una nueva Constitución poco más de un año después de la promulgación, en diciembre de 2012, de una Constitución defendida por los islamistas. Aquella fue aprobada con un 64% de los votos, pero con una participación de tan sólo un 33% y en medio de violentas manifestaciones. No durará mucho tiempo. El 3 de julio el Ejércitó destituye y arresta al presidente Mohamed Mursi, que denuncia entonces un golpe de Estado. La Constitución es suspendida, el Ejército toma las riendas del país y establece el estado de emergencia durante tres meses. El verdadero hombre fuerte de Egipto será, a partir de entonces, el general Abdel Fatah al Sisi, ministro de Defensa. Piensa presentarse a las elecciones presidenciales de abril una vez que la nueva Constitución, apoyada por el Ejército, sea aprobada. El nuevo texto constitucional estipula que el ministro de Defensa sea designado tras la aprobación del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas por dos mandatos presidenciales desde la entrada en vigor de la nueva Constitución. También establece la prohibición de juzgar civiles en un tribunal militar, salvo que estos hayan participado en ataques directos contra los miembros o propiedades del Ejército. Estos dos artículos son los más controvertidos según el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de El Cairo, Hassan Nafaa: “La Constitución de 2013 es notablemente mejor que la de 2012, al menos en lo que concierne a las libertades individuales y colectivas. Para mí, el punto más importante en esta Constitución es que da al Parlamento el poder de retirar la confianza al presidente, y esto es algo nuevo en Egipto. Sin embargo, no estoy de acuerdo con dos artículos básicos; aquel que permite juzgar a civiles en un tribunal militar y el relativo al nombramiento del ministro de Defensa, que depende del visto bueno del Ejército”. La nueva Constitución establece, al igual que la anterior, que el Islam es la religión del Estado, que la Sharía es la fuente principal de derecho y que el árabe es el idioma oficial de Egipto. También garantiza la total libertad religiosa.