Share

Videos

El gobierno francés será el socio mayoritario de Alstom e impodrá multas a General Electric si no crea empleo

EuroNews ES
|
June 23, 2014 AT 11:24 AM
El Estado francés se convierte en el principal accionista de Alstom, dentro de la operación en que el grupo energético se alía con el estadounidense General Electric. El Gobierno llegó a un acuerdo con el grupo francés Bouygues para comprarle el veinte por ciento del veintinueve que posse y pasar a ser el socio mayoritario. Será durante un periodo de veinte meses, pero antes Bouygues le cederá ya dos puestos en el consejo de administración. “Es un buen acuerdo para Alstom, cuya actividad y empleo se consolidan”, aseguró el presidente del grupo, Patrick Kroon. “Es una buena operación para General Electric, cuya lógica industrial se mantiene. Y también responde a las preocupaciones del Estado”. General Electric acabará pagando 7.300 millones de euros y se quedará exclusivamente con las turbinas de gas de Alstom. “Es una buena cosa”, opina este trabajador de General Electric en la región de Belfort. “Creo que hay una complementariedad entre lo que fabrica General Electric y nuestros vecinos de Alstom. Será beneficioso para la región, para Belfort”. “Nos prometen mil empleos, ¿pero serán netos?”, se pregunta más preocupado este otro trabajador de Alstom. “¿Qué va a pasar con los servicios compartidos? No sabemos nada por ejemplo de los servicios de control... Este es solo el principio del acuerdo”. Como condición, el gobierno francés ha hecho aceptar a General Electric la amenaza de una multa de 50.000 euros por cada puesto de trabajo no creado de los mil prometidos. “General Electric nos propuso la creación en tres años de mil empleos”, recuerda el ministro de Economía, Arnaud Montebourg. “Les dijimos que las promesas se quedaban en eso, promesas. Por ello, les planteamos multas financieras de 50.000 euros por empleo que no se creara. Es un precedente”. La oferta de General Electric, reformada respecto a la inicial de hace dos meses, se ha acabado imponiendo a la alternativa del alemán Siemens junto al japonés Mitsubishi. Pero, respecto a la propuesta original, General Electric opta por hacerse solo con las turbinas de gas mientras que para las turbinas de vapor para centrales nucleares, la redes y las energías renovables prefiere crear empresas conjuntas. Además, cederá a Alstom su actividad de señalización ferroviaria.