Share

Videos

El Líbano moviliza a su Ejército para expulsar a los islamistas de la región de Arsal.

EuroNews ES
|
August 04, 2014 AT 6:40 PM
El Ejército del Líbano lucha contra los islamistas en el noreste del país. Los tres días de combates tras la primera incursión de grupos radicales suníes desde el comienzo de la guerra en Siria se han saldado hasta ahora con al menos 13 soldados muertos y 20 desaparecidos. Alrededor de cincuenta islamistas y cincuenta civiles también han perdido la vida. El primer ministro libanés, Tamam Salam, descarta cualquier otra respuesta que no sea la militar. “No hay soluciones políticas con los que están corrompiendo a las sociedades árabes bajo eslóganes religiosos extraños y opresivos ni con quienes quieren trasladar estas prácticas enfermas al Líbano.” La región de Arsal es limítrofe con Siria, de mayoría suní y rodeada por zonas chiíes que simpatizan con Hizbulá, la milicia chíi que está brindando su apoyo al presidente Bachar al Asad. Las autoridades libanesas aseguran que la irrupción de grupos como el Estado Islámico ha sido premeditada, a pesar de que se produjo tras la detención el sábado de un jefe del Frente Al Nusra. En la zona de enfrentamientos hay más de 100.000 refugiados sirios que ven otra vez como el sonido de las armas les obliga a huir.