Share

Videos

El lado más humano de la Primera Guerra Mundial

EuroNews ES
|
April 09, 2014 AT 12:07 PM
“De las calles a las trincheras: una guerra mundial que dió forma a una región” es el título de la exposición que celebra el Imperial War Museum North de la ciudad de Manchester con ocasión del centenario del inicio de la Gran Guerra. La exposición destaca el impacto del conflicto en la vida cotidiana de la gente pero también la suerte de algunas personalidades como el poeta inglés Wilfred Owen quien falleció a los 25 años de edad. Los visitantes también pueden participar en la exposición ofreciendo sus testimonios e historias familiares relacionadas con la Primera Guerra Mundial. “Mi tío abuelo, Matthew, practicaba mucho deporte, jugaba en el equipo local, era un joven normal, sin demasiada historia. Lo que le ocurrió fue horrible, como todo lo que sucedió en 1914. Creo que es importante recordar historias como ésta para que la gente sepa lo que le ocurrió a esa generación de jóvenes. La guerra fue algo horrible”, explica Carl Richardson. Unos 70 millones de personas de 40 países diferentes lucharon en la Primera Guerra Mundial entre 1914 y 1918. Más de nueve millones murieron. Fue el primer conflicto en el que se empleó la tecnología propia del siglo 20: aviones, tanques y gases tóxicos. Erin Farrel, de 14 años, también ha participado en esta exposición gracias al resultado de un proyecto escolar. Erin descubrió que uno de sus tíos murió combatiendo un día antes del final del conflicto. “Fue increíble descubrir esta historia de un miembro de mi familia. La historia es siempre interesante pero si además alguien de tu familia ha participado en ella es realmente fantástico”, explica la joven. El soldado Victor Brookes recibió una medalla por haber intentado salvar a varios compañeros tras un bombardeo en el norte de Francia durante la conocida Batalla del Somme, una de las más largas y sangrientas de la Gran Guerra en la que murieron o resultaron heridos más de un millón de soldados. “Explotó una bomba en el refugio en el que se encontraban. Dos personas intentaron rescatar a algunos soldados y murieron. Creo que mi padre era una de las personas que intentaron salvar a sus compañeros, pero también murió. Un oficial quiso ayudarlo pero falleció como consencuencia del gas”, cuenta Allan Brooks. La exposición “De las calles a las trincheras: una guerra mundial que dió forma a una región” estará abierta al público en el Imperial War Museum North de Manchester hasta mayo de 2015.