Share

Videos

El largo camino hacia la libertad de Madiba

EuroNews ES
|
December 05, 2013 AT 4:52 PM
Nacido en 1918, el joven Nelson Rolihlahla Mandela renunció al trono de su tribu para cursar estudios de derecho. Casi paralelamente comenzó a militar por los derechos civiles. En cuestión de años, encabezaba la lucha contra el régimen segregacionista impuesto por la minoría blanca en 1948. Mandela era por entonces uno de los dos únicos abogados negros de todo el país. En 1956, su participación en las campañas de desobediencia civil contra el apartheid condujo a su primer arresto. Condenado por conspiración contra el Gobierno sudafricano fue liberado poco después. En 1960, la masacre de Sharpeville abrió los ojos al mundo: En una multitudinaria protesta la policía disparó contra la multitud y acabó con la vida de 69 personas. En 1962 Mandela fue juzgado de nuevo y condenado a cadena perpétua por traición contra el Gobierno sudafricano. Dos años después ingresó en la cárcel y se convirtió en el preso político más famoso del país. La represión se cobró miles de vidas... pero no logró cortar las alas al movimiento. Naciones Unidas no tardó en sumarse a la presión antiapartheid y sancionar al régimen de Pretoria. El once de febrero de 1990, Nelson Mandela salió de la cárcel tras 27 años de reclusión. El mundo asistió en directo a la liberación del líder sudafricano de 72 años. El reconocimiento internacional le llegó en el 93, cuando recibió junto a Frederik de Klerk el premio Nobél de la paz por acabar con décadas de segregación racial y llevar a Sudáfrica a las puertas de la democracia. El reconocimiento en las urnas le llegó un año después, cuando se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica tras las primeras elecciones multirraciales libres del país. En junio de 1999, cedió el poder a su delfín del Congreso Nacional Africano, Thabo Mbeki. La era Mandela se cerró con la polémica generada por algunas promesas incumplidas por su Gobierno. El uno de junio de 2004, anunció no sin humor su retirada de la vida pública. Nelson Mandela: “Ahora me retiro del retiro y esta vez va en serio..y si tengo que hablar con alguien, llamaré yo. Preferiría que nadie me llamara a mí” La muerte de su hijo, enfermo de sida, le puso frente a un nuevo combate. Mandela volvió a romper tabúes al hablar públicamente de la enfermedad. Fundó asociaciones y con su antiguo número de detenido como estandarte, consiguió reunir en diversos conciertos contra el sida a un amplio elenco de artistas internacionales. La vida le dió el último golpe el 11 de junio de 2010, cuando su bisnieta de 13 años murió en un accidente de tráfico tras el concierto inaugural del Mundial de fútbol. Como un presagio a su muerte,la ONU quiso hacer del 92 cumpleaños del expresidente de Sudáfrica, el 18 de julio,una jornada anual dedicada al activismo. Debilitado por problemas de salud vinculados a sus años en la cárcel, Mandela fue hospitalizado en varias ocasiones, principalmente por infecciones respiratorias. Pero eso no le impidió recibir visitas de personalidades como Michelle Obama, en 2011, o el día de su cumpleaños en 2012, del expresidente demócrata Bill Clinton. En noviembre de 2012, el Banco Central sudafricano puso en circulación los primeros billetes con el rostro de Mandela, una de las personalidades más respetadas del mundo. El de “Madiba” fue un largo camino hacia la libertad,la justicia y la igualdad. Nelson Mandela: “Soy feliz por haber vivido tantos años, y espero que muchos surafricanos y otras personas puedan vivir muchos años y ser también objeto de admiración”