Videos

El reto energético de Europa

EuroNews ES
|
April 02, 2014 AT 2:54 PM
Estados Unidos vuelve a Europa, y esta vez, es el presidente Obama en persona quien acude al rescate de sus aliados transatlánticos. La semana pasada, en plena crisis con Rusia sobre Crimea, Obama prometió a los europeos exportar gas natural, aunque una vez firmado el acuerdo comercial entre Bruselas y Washington. Pero Obama también zarandeó a los europeos y les instó a salir de su inmovilismo: Barack Obama. Presidente de Estados Unidos: “En vista de lo sucedido, creo que Europa va a tener que examinar colectivamentea sus políticas energéticas para encontrar otras formas de diversificar y acelerar la independencia energética. Estados Unidos como fuente de energía es una de las posibilidades”. Pero se necesitarán más para que Europa reduzca su dependencia energética de Rusia, actualmente su principal proveedor por delante de Noruega, Argelia y Catar. La UE en su conjunto importa el 40% de su gas y el 20% de su petróleo de Rusia. Pero esta dependencia del gas ruso varía según los países, por ejemplo: En rojo los que son completamente dependientes (Finlandia, Bulgaria y Eslovaquia), en amarillo, los que dependen del 60 al 80% (entre ellos, Polonia, República Checa, HUngría, Grecia y Austria) y en verde los que están entre el 20 y el 40% (Francia, Italia y Alemania). Europa recuerda aún las consecuencias de la crisis del gas entre Rusia y Ucrania en enero de 2009. El gigante del gas ruso, Gazprom, cortó el bombeo de gas a Ucrania a causa de un diferendo entre los dos países, La crisis, en medio de un invierno gélido, dejó sin suministro a buena parte de la Europa central y oriental, cuyos gasoductos atraviesan Ucrania. Para mejorar la seguridad energética, Europa lanzó un plan de diversificación de las rutas de tránsito con medidas como la construcción del gasoducto Nord Stream, que rodea Ucrania pasando por el Báltico y que ya está operativo. Otros dos están en fase de construcción: el South Stream, que sale de Rusia pasa por debajo el Mar Negro y llega al sudeste de Europa, y el Nabucco, que unirá Asia Central y Azerbaiyán con Europa Central. En su objetivo de diversificación, Europa busca también nuevos proveedores, y para enlazar las fuentes de energía debe construir más terminales de licuefacción de gas que facilitan el transporte marítimo, como aquí, en Francia. Después, tendrá que mejorar la interconexión ded las redes de gasoductos en la Unión.