Share

Videos

En Gaza ya no hay ningún lugar seguro donde refugiarse

EuroNews ES
|
July 22, 2014 AT 11:13 AM
Didier Burnod: Conectamos con Gaza para hablar con nuestra enviada especial Valérie Gauriat. Valérie, bienvenida. Dos semanas de ofensiva ya. Hablábamos ayer de una situación muy difícil en los hospitales. Situación que ha empeorado aún más porque uno de ellos ha sido alcanzado en un bombardeo. Valérie Gauriat: Sí, en efecto, se trata del hospital de Aqsa, que se encuentra en el centro de la banda de Gaza. Es un hospital muy importante porque atiende a los habitantes de al menos cinco campos de refugiados, es decir, a decenas de miles de personas. Una parte de este centro ha sido dañada, especialmente el quirófano. Hoy me han contado que los supervivientes han sido reagrupados en el vestíbulo del hospital. Además, parece que hoy se han vuelto a producir disparos de mortero en los alrededores del edificio. D. Burnod: Háblanos un poco de la situación de los desplazados. Sabemos que más de cienmil personas han sido acogidas en edificios de la ONU. V. Gauriat: Efectivamente, los edificios de la ONU están saturados. Hay especialmente muchas escuelas ocupadas por desplazados. No les queda espacio. Mucha gente ha ido a buscar refugio en los inmuebles del centro de la ciudad. E incluso allí, no están seguros. Hemos grabado esta mañana un edificio en pleno centro que fue destruido. Por supuesto, ha habido muertos. También existen algunas familias que han encontrado refugio en los hoteles. Coincidí con muchas anoche regresando al hotel. Familias enteras que comparten una habitación. D. Burnod: Valérie, ¿has podido hablar con algunos de ellos? V. Gauriat: Sí, la gente me ha contado su angustia. Una mujer precisamente, me decía que su hija pequeña de seis años ha conocido ya tres bombardeos y tres desplazamientos. Esta mujer trabaja en el sector de la educación, y me decía que ya no es posible que los niños puedan crecer de esta manera, que perdían su futuro, que esta situación debe acabar pues en su opinión todo esto no tiene ningún sentido. D. Burnod: Valérie Gauriat, muchas gracias y, una vez más, ten cuidado. V. Gauriat: Gracias.