Videos

Fallece Jaruzelski, el último presidente comunista de Polonia

EuroNews ES
|
May 25, 2014 AT 5:54 PM
Wojciech Jaruzelski ha fallecido en Varsovia a la edad de 90 años. El último presidente de la Polonia comunista se hallaba en estado grave tras un derrame cerebral. El general polaco Jaruzelski sufrió los primeros síntomas de infarto el pasado domingo y estaba ingresado en un hospital militar. Nacido en Silesia, en julio de 1923, su historia refleja de alguna manera la tragedia polaca del siglo XX. Fue deportado junto a su familia tras la invasión soviética de una parte de Polonia, después del pacto de no agresión entre Hitler y Stalin. Su padre murió en Siberia y él mismo fue condenado a trabajos forzados. Se le considera un personaje clave en la historia reciente de Polonia: para unos, defendió el régimen comunista hasta el final reprimiendo implacablemente al movimiento Solidaridad; para otros, decretó la controvertida ley marcial en 1981, para evitar una invasión soviética y ayudó a cimientar la futura democratización del país. El 13 de diciembre de 1981: el general Wojciech Jaruzelski se presenta al mundo anunciando en televisión la instauración de la Ley Marcial en Polonia. En cuestión de minutos, su nombre pasa a formar parte de la historia del país con una decisión que deja un reguero de muertos, detenidos y deportados y que marcará el resto de su vida. A principios de la década de los 80, el régimen polaco estaba contra las cuerdas por un movimiento obrero capitaneado por un hombre: el electricista Lech Wałesa, fundador de Solidaridad, el primer sindicato no comunista en un país signatario del Pacto de Varsovia. En calidad de número uno del Ejército, y secretario General del Partido Comunista Jaruselski decide erradicar las protestas. Bajo la Ley Marcial, Solidaridad y otros movimientos quedan proscritos, y sus líderes encarcelados. El ejército toma el control de las calles, de los principales sectores de la economía y de la vida social. La ley marcial causa además la muerte de cerca de 90 personas según unacomisión parlamentaria. Pero la década de los 80, en la Europa comunista, también fue testigo de los cambios que propició en la Unión Soviética la perestroika de Mijail Gorbachov. De hecho, la presión soviética fue la que llevó al gobierno militar polaco a negociar con Solidaridad. El sindicato fue legalizado y se organizaron elecciones libres. El resultado fue que Jaruzelski tuvo que ceder el poder a su rival Walesa. En el periodo post comunista, Jaruselski se convirtió en historiador de sí mismo: escribió libros, pronunció discursos y habló con todo tipo de medios para justificar su decisión de declarar la ley Marcial: un mal menor, decía, para evitar que los soviéticos invadiesen Polonia cuando Solidaridad desafió al régimen comunista. Además de enjuiciarlo por imponer la Ley Marcial, la justicia polaca lo ha acusado de diversos delitos, entre otros, la represión de un grupo de manifestantes en 1970, cuando ocupaba la cartera de Defensa. Más de 40 personas murieron durante las protestas ese año.