Videos

Grecia espera a Merkel con las espadas en alto

EuroNews ES
|
April 10, 2014 AT 12:51 PM
Atenas, fortificada, se prepara para recibir a Angela Merkel con las espadas en alto. La visita de la canciller alemana se produce días después de la primera huelga general del año contra las políticas de austeridad y de un atentado con coche bomba ante la sede del Banco de Grecia horas antes del regreso del país a los mercados financieros tras 4 años de rescate. Aunque Grecia ha superado las expectativas en su regreso al mercado de deuda, la población sigue sin ver los efectos de la tímida recuperación, como subraya este analista. Panayotis Petrakis. Analista económico: “El gran logro de la economía griega desde la última vez que la Canciller estuvo aquí es el superávit primario logrado en medio de la recesión. Esto significa menos gastos, aunque tiene un coste, que es más desempleo. Pero creo que el mayor logro en el caso de Grecia es la resistencia de su pueblo”. La última vez que Merkel pisó suelo griego fue en octubre de 2012. En aquella ocasión, cerca de 50 mil personas se echaron a las calles de Atenas para protestar contra la presencia de la canciller. Para los manifestantes, Merkel era la principal responsable de la dramática situación en el país, donde los recortes dispararon el paro y colapsaron el sistema sanitario entre otras cosas. Ahora aunque el rencor persiste, no es generalizado: “Creo que el hecho de que Merkel venga a Grecia es positivo. Viene por el bien del país. Después de todo, los griegos somos responsables del lío en el que nos hemos metido”. “Alemania nunca dicen nada de pagar la compensación que le deben a los griegos por los daños en la Segunda Guerra Mundial”. Con un porcentaje de paro del 27% y drásticos recortes de los salarios y las pensiones en el sector público, la población espera propuestas concretas para suavizar las condiciones de ahorro. Stamatis Giannisis. euronews: La señora Merkel no viene cargada de regalos para los griegos. No obstante su visita es en sí misma un fuerte mensaje simbólico de apoyo al primer ministro Samaras y a su partido de cara a las elecciones europeas y municipales que se celebran simultáneamente en Grecia.