Share

Videos

Höfl-Riesch: el último mito del esquí alpino femenino dice adiós

EuroNews ES
|
March 20, 2014 AT 5:49 PM
Es, sin duda, una de las esquiadoras más grandes de la historia y este jueves ha dicho adiós a la alta competición. Maria Höfl-Riesch ha anunciado su retirada, algo que ya dejó caer después de los Juegos Olímpicos de Sochi. Precisamente en esa cita cosechó sus últimos grandes éxitos: una medalla de oro en combinada y una plata en supergigante. Metales que suma a los dos oros logrados en Vancouver en 2010. A sus 29 años, se puede decir lo deja en lo más alto: “Es una decisión muy complicada para mí. Por un lado, amo este deporte y ha sido mi razón de ser los últimos 15 años. Todo lo que hice estaba relacionado con ello. Pero después de los Juegos de Vancouver, que fueron perfectos para mí con dos medallas de oro, el siguiente desafío para mí, como siempre he dicho, era ganar de nuevo otra medalla olímpica, y en Sochi la conseguí”, ha explicado en una rueda de prensa este jueves. El final de temporada en la Copa del Mundo de esquí, eso sí, no fue todo lo bueno que cabía desear para la alemana. Despiés de ganar el Globo de Cristal en descenso, llegó líder de la general a los últimos eventos en Lenzerheide, pero en la prueba de descenso perdió todas sus opciones en favor de Anna Fenninger al sufrir un accidente que le impidió luchar por el título. En su palmarés figuran dos campeonatos del mundo, el slalom en Val D’Isère en 2009 y la Combinada de Schladming, una general de la Copa del Mundo, en 2011, tres Globos de Cristal de eslalon, uno de supergigante y otro de combinada. Y eso a pesar de que también ha sido castigada por las lesiones: sendas roturas de ligamentos en sus rodillas derecha, en 2005, e izquierda, en 2006, por las que se perdió el Mundial de Bormio y los Juegos de Turín. En total, sumó 27 victorias en la Copa del Mundo, en la que ha vivido grandes duelos con su gran rival y también amiga Lindsey Vonn. Su último triunfo, el pasado 24 de enero en la estación italiana de Cortina d’Ampezzo. Apenas un par de meses después, el último gran mito del esquí alpino femenino dice adiós definitivamente.