Share

Videos

Human Rights Watch acusa a la oposición siria de crímenes contra la humanidad

EuroNews ES
|
October 11, 2013 AT 12:02 PM
Tras haber investigado en el terreno, la ong afirma que rebeldes sirios mataron a al menos 190 civiles y tomaron más de 200 rehenes durante una ofensiva en la provincia de Latakia en agosto. Muchos de los muertos fueron ejecutados por grupos vinculados con al Qaeda, que invadieron posiciones militares al amanecer del 4 de agosto, y después se movieron hacia 10 pueblos cercanos en los que vivían miembros de la secta alauí a la que pertenece el presidente, Bachar al-Asad. La ONG ha recogido 35 testimonios, entre ellos, los de varios supervivientes, como Hassan Shebli. Shebli huyó de Barouda a las cuatro de la mañana del 4 de agosto, cuando los rebeldes se acercaban. Su mujer y su hijo discapacitado se quedaron atrás. Los rebeldes los mataron y los enterraron al lado de su casa. Hassan Shebli: “Estas son las manchas de sangre. Y aquí están las marcas de las balas.” En las paredes de la casa, la firma del Frente al-Nosra, un grupo yihadista vinculado a Al Qaeda. Según Human Rights Watch, 20 grupúsculos rebeldes participaron en la operación de conquista de diez pueblos, que el 18 de agosto volvieron a ser controlados por las fuerzas leales al régimen. Cinco grupos islamistas suníes serían los principales instigadores y ejecutores del ataque del 4 de agosto. Lo que está menos claro es el papel de los combatientes del Ejército Sirio Libre (ESL), el brazo armado de la principal coalición opositora que es apoyada abiertamente por Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y estados suníes del Golfo. Lama Fakih. Investigadora de HRW: “El tipo de abuso, la planificación previa y la coordinación del ataque, muestran que estas violaciónes han sucedido de manera sistemática. Y por eso, ahora revisten el carácter de crímenes contra la humanidad. Combatientes de la oposición han asesinado de forma rutinaria a todos los varones adultos que veían. También mataban a aquellos que huían, incluidos mujeres y niños.” Según la ONU, en la misma operación de agosto, los rebeldes capturaron y mantuvieron como rehenes a 200 alauíes. Human Rights Watch pide al Consejo de Seguridad de la ONU que acuda al Tribunal Penal Internacionalf para recordar a todas las partes implicadas en el conflicto sirio que los autores de crímenes tendrán que responder tarde o temprano de sus acciones.