Share

Videos

Italia sigue luchando contra la inmigración ilegal

EuroNews ES
|
May 21, 2014 AT 7:54 AM
Un buque de la Marina italiana acaba de llegar al puerto de Pozallo, en la isla de Sicilia. A bordo hay 362 inmigrantes, entre ellos 5 mujeres embarazadas y 48 niños. Proceden de Siria, Egipto, Mali y Pakistán, entre otros países. Este buque que patrulla el Mediterráneo forma parte de la operación “Mare Nostrum” que rescata barcos con inmigrantes ilegales para evitar naufragios. “Hemos interceptado el barco a unas 70 millas de Lampedusa. Ha sido una operación de rescate en una zona con el mar agitado. Estos días hay varias operaciones”, dice Katia Pellegrino, comandante. Cuatro personas han sido detendidas, tres procedentes de Túnez y una de Siria. Cuando llegan los inmigrantes son identificados y pasan al centro de acogida de Pozzallo, cerca de Ragusa. Entre enero y abril de este año han llegado a Sicilia más de 25.000 inmigrantes, un 800% más con respecto a ese mismo período el año pasado. Son datos de la Agencia Europea de Control de Fronteras Exteriores. Hemos podido entrar en este centro de acogida, con capacidad para 180 personas aunque hay más del doble. Y eso provoca problemas de organización y altos costes. “Nos cuesta muy caro tener aquí a trabajadores sociales, protección civil, traer la ropa. Solamente la comida cuesta 15 euros por persona al día”, explica el alcade de Pozzallo, Luigi Ammatuna. Hay inmigrantes que salieron de Libia. Al llegar aquí recuerdan su historia y denuncian el racismo y la violencia que han sufrido por parte de la milicia: “Incluso si estás andando por la calle, vienen y te violan, te roban el dinero, te pegan, también los policías, te detienen aunque no hayas hecho nada. Tengo heridas en mi brazos que me han hecho los libios”, asegura este hombre. También encontramos familias enteras que vienen de Siria, con los niños. Han pagado más de mil euros por persona por subirse al barco: “Han destruido nuestras casas. Muchos de nuestros familiares han muerto durante la guerra”, responde esta mujer. “Emigramos fundamentalmente para proteger a nuestros hijos”, declara esta otra. Quieren dejar atrás la guerra, pero no solamente eso. Para muchos Europa encarna todavía la esperanza de un futuro mejor. ¿Qué esperan de Europa y a dónde quieren ir?. Preguntamos a este chico de Costa de Marfil: “Estudiar. Quiero estudiar francés”. La mayoría de los inmigrantes con los que hemos hablado no se quiere quedar en Italia. El alcalde de Pozzallo ha pedido que se haga una revisión del actual reglamento europeo en materia de derecho de asilo: “Muchos no se quieren identificar en Italia porque no se quieren quedar aquí. Y eso hace que se escapen antes de identificarse”.