Share

Videos

Kirchner, tras el impago de deuda de Argentina: "La vida seguirá".

EuroNews ES
|
July 31, 2014 AT 11:37 PM
La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha restado importancia al impago de deuda en el que ha incurrido su país. Un juez estadounidense había fijado el pasado miércoles como fecha límite para que Argentina llegara a un acuerdo con un grupo de acreedores de fondos de inversión: los llamados “fondos buitres”. El impago puede ahuyentar la inversión y fomentar la huida de capitales y, en última instancia, disparar la inflación, que podría superar con creces el 30%. Kirchner ha ironizado sobre ello.“Estamos en el día 31 de julio y el mundo sigue andando y la República Argentina también..., lo que no deja de ser una muy buena noticia. Mañana comienza el mes de agosto primero y así sucesivamente seguirá la vida, como ha venido sucediendo en estos años que hemos venido viviendo en la República Argentina”. Es la primera comparecencia de la presindenta desde que a media noche del miércoles concluyó el plazo dictado por el juez estadounidense. Sus declaraciones suponen un respaldo sin reservas al ministro de economía Axel Kicillof, que rechaza la palabra impago o ‘default’: “Los que quieran hablar de ‘default’, lo harán con algún conocimiento de causa, o sea: que vengan con los contratos, que nos expliquen por qué”, ha señalado el ministro de economía. Argentina niega que se haya producido tal impago porque los bonos que vencían a medianoche del miércoles pertenecían a otro grupo de inversores y el gobierno argentino había transferido la cantidad correspondiente al banco estadounidense encargado de la operación. Pero el juey ordenó bloquear el cobro porque, según su sentencia, ningún acreedor debe cobrar hasta que no lo hagan los demandantes, los “fondos buitres”. A ellos se les adeudan 1.500 millones de dólares que Argentina no está en disposición de devolver. Se trata de una deuda emitida en 2001 que Argentina renegoció a su favor en los años siguientes. Un grupo minoritario de acreedores, constituido por los “fondos buitres”, no aceptó los nuevos términos y acudió al juez, que ha fallado a su favor. Es el segundo impago de deuda de Argentina desde 2001 y el tercero desde 1982.