Videos

La epidemia de Ébola en África Occidental, entre las más graves registradas

EuroNews ES
|
April 09, 2014 AT 1:45 PM
La epidemia de Ébola que se declaró a principios de febrero en Guinea Conakry es ya una de las peores a las que se han enfrentado las autoridades sanitarias mundiales. Lo ha confirmado Keiji Fukuda, subdirector general de la Organización Mundial de la Salud: “Este es uno de los brotes más desafiantes de Ébola que hemos vivido. La razón por la que es uno de los más desafiantes es porque vemos una gran dispersión de casos. Se han registrado casos en varios distritos pero también en una ciudad grande como Conakry”. Ese carácter urbano de la enfermedad es uno de los factores más preocupantes, porque dificulta las tareas de aislamiento e identificación de los enfermos. En Guinea se han detectado 157 casos, 101 mortales. La epidemia que comenzó en el sur del país se ha propagado rápidamente a la capital, ciudad portuaria en la que ya se contabilizan 20 casos. En Liberia hay diez fallecimientos atribuidos a la enfermedad, mientras que en Mali hay 9 casos sospechosos. El Ébola fue identificado por primera vez en 1976 en la República Democrática del Congo, el antiguo Zaire. De los 318 enfermos registrados entonces, 280 murieron. Y Como entonces, el personal sanitario se enfrenta a la variante más agresiva del Ébola. Michel Van Herp. Epidemiólogo de Médicos sin Fronteras: “Nos enfrentamos a la variante más agresiva del virus, la cepa Zaire. Es una mutación que mata a nueve de cada diez enfermos. No hay tratamiento, no hay medicamentos que acaben específicamente con el virus”. El periodo de incubación oscila de 2 a 21 días. Los primeros síntomas son fiebre, dolor de cabeza y de garganta y dolores musculares. Después aparecen diarreas, erupciones cutáneas, alteraciones de las funciones renales y hepáticas y hemorragias internas y externas. En el 90% de los casos, el paciente muere en poco más de una semana. La peor epidemia registrada hasta ahora tuvo lugar hace 14 años en Uganda, con 425 casos confirmados y 224 muertes. El hecho de que ésta sea la primera vez que se detecta el virus en Guinea tiene implicaciones sanitarias: la población no tiene inmunidad adquirida y conoce mal la enfermedad y sus síntomas. En casi 40 años, los investigadores no han logrado elaborar una vacuna eficaz. Tampoco se sabe a ciencia cierta cómo es transmitido al ser humano. La teoría más extendida es que los murciélagos son los portadores de la enfermedad y el contagio se produce a través del contacto con esos animales, de fruta infectada o por medio de los llamados huéspedes intermediarios: como monos o cerdos que a su vez se infectan por contacto con la saliva o las heces de murciélago. Entre las personas se propaga a través del contacto directo con la sangre, secreciones, órganos y otros fluidos del infectado vivo o muerto.