Share

Videos

La madre del "ángel rubio" podría residir en un campamento romaní en Bulgaria

EuroNews ES
|
October 24, 2013 AT 1:49 PM
Sashka Ruseva, que reside precariamente en un campo romaní en Bulgaria, podría ser la madre de la niña rubia, de nombre María, encontrada en el centro de Grecia la semana pasada. Ruseva dice no estar totalmente segura de que sea su hija, pero sí confirma que tuvo que dejar a una de sus niñas en Grecia, con una pareja gitana, porque no podía mantenerla. Ruseva y su marido tienen diez hijos. Cinco de ellos son rubios y de ojos azules como la niña que hizo saltar las alarmas en la policía griega, que sospechó de un caso de tráfico de seres humanos. Aún así la relación familiar con Sashka Ruseva tiene que ser confirmada por pruebas de ADN, que darán un resultado incontestable. “Trabajaba con esa mujer y me preocupaban los hijos pequeños que dejé en Bulgaria. Mi hija se había marchado para casarse, así que se quedaron en la calle, sin nadie que cuidara de ellos”, dice Ruseva. “Así que la mujer dijo: ‘Dámela, yo cuidaré de ella. Puedes volver a recogerla cuando quieras’. Pero di a luz a otros dos niños aquí y no pude volver. No me dio dinero”. Asegura además que, en caso de que sea su hija, quiere recuperarla. La pareja en cuya casa se encontró a María fue detenida y acusada de secuestro, y desde el principio negó los cargos. En el campamento de Farsala, donde residen los detenidos, una mujer asegura que hubo dinero de por medio: “La niña estaba bien aquí. Seguro. Ellos la compraron. Los hijos se compran si alguien no tiene hijos, es lo que se hace. Esta mujer acogió a esta niña para criarla, la madre la vendió, puede que fuera pobre, tuviera problemas y se la quisiera dar a una buena familia”. Se cree que Sashka Ruseva dio a luz en un hospital en el centro de Grecia en 2009 y abandonó a su hija hace cuatro años, cuando esta tenía apenas unos meses.