Share

Videos

La seguridad alimentaria, en el Salón de la Agricultura en París

EuroNews ES
|
February 28, 2014 AT 4:22 AM
Los asistentes a la feria internacional de la Agricultura en París quieren saberlo todo sobre los procesos de mejora de la agricultura y de la ganadería. Y uno de los asuntos que despiertan más interés es la seguridad de los alimentos que acaban en nuestra mesa, como la leche, el queso o la carne. Una forma de garantizar esa seguridad es la identificación del producto durante toda la cadena de producción. Yves Berger. Director General de Interbev: “A partir del momento en que la carne es etiquetada, sobre todo con la nueva etiqueta “carne de Francia” y en lo que nos incumbe, con toda la carne de bovino, hay una gran variedad de controles. Pero yo diría que el primer control, el primer sello de calidad, es la pasión del ganadero en la cría de su animal y en un segundo lugar, lo que sucede en el matadero”. Giovanni Magi. euronews “Los controles alimentarios están regulados por las instituciones europeas y a nivel nacional, las agencias llevan a cabo análisis y diversas investigaciones sobre los productos, su conservación y los procesos productivos”. Es el caso de la Agencia Nacional Francesa de la Salud y Seguridad Alimentaria, que nos muestra cómo funcionan sus laboratorios. Hoy, recibe a los estudiantes de un instituto de Verdun que están trabajando en un proyecto europeo sobre nutrición. “Todas estas bacterias están implicadas en episodios que llamamos TIAC, toxi-infecciones alimentarias, en muchas ocasiones colectivas. Nosotros luchamos contra eso”. Marc Mortureux. Director General de Anses: “Ha habido importantes avances gracias a la aplicación de la nueva reglamentación a escala europea, encaminada a que en cada etapa de la cadena alimentaria, es decir, desde el principio a la producción, haya una serie de planes de control para evitar todo riesgo de contaminación. Actualmente se constata una disminución muy significativa de la llamada intoxicación alimentaria “. La propagación de enfermedades como la de las vacas locas, llevaron a las instituciones a establecer normas más estrictas para garantizar una calidad sanitaria de lo que comemos y evitar brotes de enfermedades de origen alimentario. Los asistentes a la feria internacional de la Agricultura en París quieren saberlo todo sobre los procesos de mejora de la agricultura y de la ganadería. Y uno de los asuntos que despiertan más interés es la seguridad de los alimentos que acaban en nuestra mesa, como la leche, el queso o la carne. Una forma de garantizar esa seguridad es la identificación del producto durante toda la cadena de producción. Yves Berger. Director General de Interbev: “A partir del momento en que la carne es etiquetada, sobre todo con la nueva etiqueta “carne de Francia” y en lo que nos incumbe, con toda la carne de bovino, hay una gran variedad de controles. Pero yo diría que el primer control, el primer sello de calidad, es la pasión del ganadero en la cría de su animal y en un segundo lugar, lo que sucede en el matadero”. Giovanni Magi. euronews “Los controles alimentarios están regulados por las instituciones europeas y a nivel nacional, las agencias llevan a cabo análisis y diversas investigaciones sobre los productos, su conservación y los procesos productivos”. Es el caso de la Agencia Nacional Francesa de la Salud y Seguridad Alimentaria, que nos muestra cómo funcionan sus laboratorios. Hoy, recibe a los estudiantes de un instituto de Verdun que están trabajando en un proyecto europeo sobre nutrición. “Todas estas bacterias están implicadas en episodios que llamamos TIAC, toxi-infecciones alimentarias, en muchas ocasiones colectivas. Nosotros luchamos contra eso”. Marc Mortureux. Director General de Anses: “Ha habido importantes avances gracias a la aplicación de la nueva reglamentación a escala europea, encaminada a que en cada etapa de la cadena alimentaria, es decir, desde el principio a la producción, haya una serie de planes de control para evitar todo riesgo de contaminación. Actualmente se constata una disminución muy significativa de la llamada intoxicación alimentaria “. La propagación de enfermedades como la de las vacas locas, llevaron a las instituciones a establecer normas más estrictas para garantizar una calidad sanitaria de lo que comemos y evitar brotes de enfermedades de origen alimentario.