Share

Videos

Los padres del "ángel rubio" viven en Bulgaria

EuroNews ES
|
October 25, 2013 AT 12:38 PM
La historia de María la niña encontrada en un campo romaní en Grecia, podría estar tocando a su fin. El test de ADN ha probado que Sashka Russeva es su madre. Esta reside precariamente en un asentamiento gitano en Bulgaria, al que tuvo que volver, cuenta, al marcharse su hija mayor para casarse. Sus otros hijos se quedaron entonces solos. La abuela de Sashka, bisabuela de María, explica la historia: “La dejó allí y le dieron dinero para comprar el billete e ir a casa con sus otros hijos. Pero lloraba todo el rato por la hija que había dejado en Grecia. No tenía dinero para volver, tenía que comprar comida y medicinas”. Sashka Ruseva y su marido tienen diez hijos. Cinco de ellos son rubios y de ojos azules como María, que hizo saltar las alarmas en la policía griega, que sospechó de un caso de tráfico de seres humanos. “Tenemos que apoyar a María, seguramente alojándola en una centro de acogida o familiar; después seguramente irá a vivir con una familia”, asegura la directora de servicios sociales búlgaros Diana Kaneva. Esta versión descarga de la acusación de secuestro a la pareja gitana en cuya casa fue encontrada María. Desde el principio ambos negaron los cargos. Se cree que Sashka dio a luz en un hospital en el centro de Grecia en 2009 y abandonó a su hija hace cuatro años, cuando esta tenía apenas unos meses.