Share

Videos

Más de cinco millones de niños sirios sufren los efectos de la guerra

EuroNews ES
|
March 14, 2014 AT 5:09 AM
Siria es uno de los lugares más peligrosos del mundo para un niño. Tras cuatro años de conflicto un informe de la agencia para la infancia de las Naciones Unidas confirma las escalofriantes cifras que revelan que más de la mitad de los niños del país se ven afectadas por la guerra civil. Una generación entera, 5 millones y medio de niños, sufre los devastadores efectos de la guerra en su salud, educación y bienestar psicológico. Los atestados campos de refugiados son el burdo pero imprescindible sustituto de un hogar para casi medio millón de niños sirios. Allí la educación es un lujo. Alí tiene doce años. Vive en un campamento en Jordania. Dice que envidia a otros niños de su edad que “disfrutan de una infancia normal”: “Estábamos acostumbrados a estudiar en un colegio público en Siria nos vimos obligados a huir a Jordania, no tenemos una verdadera escuela aquí y queremos tener una educación como la que nos daban en Siria”. A pesar de la dureza de las condiciones de vida del campo, Dina explica que temía que sus hijos hubieran muerto de haberse quedado en Siria: “Tenía miedo de que mis hijos enfermaran y no pudiera encontrar ni médico ni medicinas. Mis hijos enfermaron durante los bombardeos y no podíamos salir de casa”. Más de 10.000 niños han muerto en los tres años de guerra siria, según cifras de la ONU. Según UNICEF los niños muertos son bastantes más. Hasta un millón de niños viven en estado de sitio en áreas bajo el fuego a las que las organizaciones humanitarias no pueden acceder. Hay informes fundados de que están reclutando niños soldados de 12 años para combatir. Toda una generación sacrificada tal y como explica el representante de la UNICEF. El director de Programas de Emergencia de Unicef, Ted Chaiban, estima que “uno de cada diez niños en campos de refugiados trabajan para ayudar a sus familias. También sabemos de casos de matrimonios precoces, algo que ya existía en Siria antes, y que ahora se incrementa. Así que de muchas maneras diferentes, principalmente por el impacto psicológico de la violencia de este conflicto los niños crecen mucho más rápidamente de lo que deberían. Por eso hacemos hincapié en la importancia de centrarse en la educación.” A pesar de los esfuerzos de los organismos humanitarios para poner en pie escuelas en tiendas de campaña en los campos, sin financiación suficiente la educación sigue siendo más que precaria. UNICEF dice que sólo ha sido capaz de aumentar un 8% los fondos que necesita para hacer su trabajo correctamente. Y las organizaciones humanitarias advierten que acabe el conflicto, la situación va a empeorar.