Share

Videos

Mayor consumo y nuevos retos para la extracción de hidrocaburos en Asia Central

EuroNews ES
|
October 11, 2013 AT 5:52 AM
El paisaje energético mundial está cambiando, ¿pero cómo y de qué manera? Este fue el tema central del Foro Euroasiático Kazernegy, una cita internacional que la capital kazaja de Astana acogió el 8 y 9 de octubre. En los últimos años, el fuerte crecimiento en Asia, las ex repúblicas soviéticas y Oriente Medio ha disparado el consumo en estas regiones mientras que en la eurozona y Estados Unidos se confirma la disminución. La Agencia Internacional de la Energía predijo que, en 2013, la demanda en los países en desarrollo superaría a los industrializados por primera vez. Asia se está transformando de exportador a consumidor, explicó el ministro de petróleo y gas de Kazajastán, Uzakbay Karabalin: “El continente asiático, incluido Oriente Medio, se está convirtiendo en un consumidor de petróleo. Y, si se toma el nivel esperado de consumo en China e India, este consumo será aun más importante. Ante esta situación, en Kazajastán reconocemos nuestra gran responsabilidad respecto a la comunidad internacional para garantizar un suministro estable de energía a nuestros socios”. Las tendencias también varían en el suministro. Debido al agotamiento de las reservas, las compañías hacen cada vez exploraciones más complejas. Algunos de estos proyectos incluyen los hidrocarburos de esquisto en Estados Unidos, el petróleo bituminoso en Canadá, pozos a mayor profunidad marina en Brasil o el campo petrolífero kazajo de Kashagan, que ha empezado su producción tras ocho años de retraso. El consorcio internacional NCOC ha tenido que construir varias islas artificiales en vez de plataformas para evitar las glaciales y tempestuosas aguas del mar Caspio. Así, una inversión estimada en 10.000 millones de dólares, ha acabado en 50.000 millones. Para el vicepresidente para Europa y Asia Central del francés Total, Michael Borrell, los costes aun son razonables: “Si se miran los costes en su conjunto, se comprende dónde se ha tenido que gastar más a causa de las dificultades del proyecto para poder hacer extracciones en aguas profundas en el norte del mar Caspio. Ahora, el objetivo es conseguir la máxima producción posible en la primera fase para empezar a ver después cómo incrementarla en el futuro. Es decir, a partir de una mayor compresión en las inyecciones”. Pero el agotamiento en las reservas y el cambio climático también supone un nuevo desafío para el medio ambiente del planeta. Y, la industria energética, no puede ignorarlo. De acuerdo con Iván Sandrea, analista de hidrocarburos en la consultora Ernst & Young, los tres nuevos escenarios son las perforaciones en el Ártico, las extracciones en aguas profundas y la fracturción hidráulica. Todo ello comporta unas consecuencias logísticas, ecológicas y sociales a las que las compañías deben responder: “La industria petrolera está haciendo progresos al mejorar su incidencia en el medio ambiente e intentando una producción de hidrocarburos más segura. Pero, como todas las actividades industriales, siempre hay el riesgo de accidentes. En los últimos años, se ha avanzado mucho en la seguridad y espero que todavía se haga más en el futuro”. Las compañías energéticas deberían usar las posibilidades de las tecnologías ecológicas antes de que cambien las condiciones del mercado. Así lo cree el vicepresidente de la asociación KazEnergy, Jambulat Sarsenov: “Necesitamos trabajar en las nuevas tecnologías. Los métodos que se consideraban más avanzados ahora se convierten en realidad. Con unos precios del petróleo altos, podemos invertir en proyectos caros. Lo tenemos que hacer ahora porque estamos en una buena situación económica y para conocer todas estas posibilidades. Si los precios caen mañana, las nuevas aplicaciones tecnológicas ya estarán en marcha”. “Los nuevos desafíos para la industria energética requieren de nuevas soluciones, especialemente para los productores de petróleo”, explica la enviada especial de Euronews al foro, Natalia Marshalkovich. “Las compañías deben reaccionar de forma rápida para mantener su lugar en un mercado cambiante”.