Share

Videos

Obama y Hollande pronuncian discursos pacifistas para conmemorar el Día D

EuroNews ES
|
June 06, 2014 AT 11:44 AM
Seis y media de la madrugada en la playa de Omaha. Han pasado 70 años, pero los veteranos de la vigesimonovena división de infantería recuerdan con nitidez el infierno que vivieron en este mismo lugar, cuando vieron morir al 90% de los soldados aliados que participaron en la primera oleada del Desembarco. El presidente francés, François Hollande, ha dado comienzo a los actos conmemorativos del Día D depositando una corona de flores frente al lugar donde fueron fusilados muchos miembros de la resistencia. Ya en el Monumento a los Caídos en Caen, Hollande rindió tributo a los cerca de 20.000 civiles muertos y a la valentía que mostró el pueblo normando: François Hollande. Presidente de Francia: “Quiero hacer hincapié en la solidaridad mostrada por los normandos en esos momentos difíciles. Nunca faltaron agricultores dispuestos a abrir sus graneros a los perseguidos en busca de refugio, comerciantes listos para ceder los víveres de sus tiendas a los necesitados, empresarios para abrir sus talleres cuando arreciaba la tormenta, ni sacerdotes que convertían sus iglesias en refugios, aún a riesgo de convertirse en blanco de los obuses”. Posteriormente, el presidente francés se desplazó al cementerio americano de Colleville-sur-Mer, donde le esperaban su homólogo estadounidense, Barack Obama. Allí, rindieron homenaje a los más de 20.000 soldados estadounidenses que perdieron la vida en 1944 en Normandía. Cerca de 10 mil de ellos, están enterrados en este cementerio. Barack Obama. Presidente de Estados Unidos: “Cuando el mundo te empuja al cinismo, cuando te hace dudar de la existencia real de gente valiente y buena, hay que pensar de estos hombres – Wilson, Harry y Rock – que están aquí hoy, y aunque sé que ya les hemos aplaudido, si pueden, pónganse de pie o levanten la mano, para que les agradezcamos de nuevo lo que hicieron. Estos hombres hicieron la guerra para que nosotros viviéramos en paz, se sacrificaron para que pudiéramos ser libres, lucharon con la esperanza de que llegaría el día en que no hubiera que luchar”. Posteriormente, ambos presidentes han contemplado durante unos minutos la icónica playa de Omaha,escenario de los combates más duros de la batalla que decidió la Segunda Guerra Mundial. Paralelamente, en la vecina Bayeux, el primer ministro francés, Manuel Valls, su homologo británico, David Cameron y el príncipe Carlos rendían homenaje a los soldados británicos que participaron en la contienda. La ceremonia ha tenido lugar en la Catedral de la ciudad. Bayeux fue la primera ciudad francesa liberada por los aliados, en concreto por soldados británicos el 7 de junio. Posteriormente, ya en el cementerio militar británico, se ha celebrado otra ceremonia a la que han asistido 400 veteranos uniformados de la Commonwealth. La Reina Isabel II ha destacado el “esfuerzo inmenso, heroico” y los “increíbles sacrificios” de los veteranos del Desembarco.