Share

Videos

Polonia y Ucrania: tan lejos, tan cerca

EuroNews ES
|
May 19, 2014 AT 7:42 AM
Przemysl es una ciudad cerca de la frontera con Ucrania, concretamente está situada a 7 kilómetros. Debido a su proximidad, la población está especialmente preocupada por la situación de Ucrania. El alcalde, Robert Choma, estima que las elecciones europeas podrán ayudar a la estabilización del país: “El debate en Polonia sobre las elecciones europeas está marcado por una cuestión fundamental: ¿Cuáles son vuestras intenciones con respecto a Ucrania?. ¿Cuál es la posición que hay sobre las sanciones contra Rusia?. No queremos que esta frontera se convierta otra vez en una frontera con la Unión Soviética. Dios nos libre”. En la calle nos encontramos con diferentes opiniones cuando preguntamos sobre el papel de la Unión Europea y Ucrania: “La Unión Europea no debe estar dividida internamente sino que tiene que tener una posición común con respecto a Ucrania”, dice esta mujer. “Hay que ayudar más a Ucrania. Yo tengo más de 80 años, he visto lo que ha hecho la Unión Soviética y son las mismas cosas que hace Rusia. Es inaceptable”, responde este hombre. “Si los ucranianos no se ayudan entre ellos, nadie lo hará. Ni la Unión Europea, ni Rusia, ni nadie. Los ucranianos se han metido ellos solos en esta situación de guerra civil”, asegura este hombre. Los empresarios de ambos lados, de Polonia y de Ucrania, quieren que la situación se solucione cuanto antes. Hay gente con pequeños negocios. Por ejemplo compran cigarrillos y vodka en Ucrania y los venden un poco más caros en Polonia. En las aldeas ucranianas que están cerca de Polonia no hay grandes fábricas donde sus habitantes puedan trabajar así se dedican al comercio transfronterizo. Este pensionista ucraniano vive a 7 metros de la frontera. Dice que es el ucraniano más occidental que hay en la zona: “Voy a ser el primero que se una a la Unión Europea. Como dicen los polacos, solamente tengo que empujar mi casa y ya estoy allí. Los polacos quieren que formemos parte de la Unión Europea cuanto antes”. Muchos ucranianos están cansados de la crisis política que vive Ucrania y de la inestabilidad económica. Creen que las elecciones presidenciales del 25 de mayo son decisivas para que cambie la situación. “La gente ha puesto muchas esperanzas en las elecciones presidenciales. Creo que el 80% irá a votar. Aquí también viven muchos polacos que nos apoyan. Creo que el pueblo ucraniano se unirá para hacer frente a la amenaza que tenemos e irá a votar para elegir al nuevo presidente”, explica Ihor Stetsyna, representante de Mostyska. Chervonograd es otra ciudad situada no muy lejos de la frontera polaca, a 20 kilómetros. Antes era polaca pero en 1951 se convirtió en parte de Ucrania. Ya no hay rastro polaco salvo los yacimientos de carbón. Las tres minas de carbón de la ciudad son una fuente importante de empleo. La mitad de los habitantes están relacionados con las minas, bien porque trabajan o bien porque tienen familiares empleados aquí. “Nuestro equipo no se siente bien con lo que está pasando en Ucrania. Para nosotros es muy importante que las fábricas sigan funcionando, que mantengamos nuestros sueldos y que tengamos confianza en el futuro, por lo menos”, asegura este trabajador. “No quiero que haya tantos problemas en Ucrania. Quiero que todos se lleven bien, que no haya confrontaciones. Quiero que los ucranianos sigan siendo ucranianos y que sean dignos de su patria”, declara esta empleada. “Todo el mundo espera que haya un diálogo inteligente, que los políticos den una solución razonable, queremos un acuerdo que sea positivo para nuestro país”, finaliza este trabajador. En el oeste de Ucrania hay ciudades proeuropeas, como Lviv, que están muy pendientes de estas elecciones presidenciales. Muchos apoyan la integración europea y esperan que Polonia ayude a Ucrania para que se acerque más a Europa.