Videos

¿Quién se siente realmente europeo?

EuroNews ES
|
November 11, 2013 AT 4:52 AM
“La construcción de una nueva Europa es motivo de esperanza para algunos, otros, sin embargo, no muestran mucho entusiasmo. El debate sobre la desconexión entre las instancias europeas y los ciudadanos da más de un dolor de cabeza a los líderes políticos. Sin embargo, hay países donde el interés por los asuntos europeos bate récords”, Seamus Kearney, Euronews La isla de Malta es la envidia de aquellos otros países donde reinea el euroescepticismo. A pesar de que hace una década, solo el 53% de la población votó a favor de la adhesión a la UE. Hoy, todas las encuestas sitúan a los malteses a la cabeza del sentimiento de pertenencia a la UE. Su confianza en el futuro de Europa también es muy señalada. Los malteses lo probaron en las últimas elecciones europeas en 2009, con una tasa de participación récord. Hablamos con Vivienne cuya carrera universitaria y profesional gira en torno a la Unión Europea. Vivienne Bajada: “Me gusta la idea de conocer a estudiantes y gentes de otros países países que tienen intereses parecidos a los mios, que desean que Europa tenga éxito y que los diferentes países que la integran prosperen. Discuto con gente que tiene las mismas preocupaciones. Aquí en Malta los ciudadanos comparten las mismas ideas y preocupaciones que la gente de otros países europeos.” Decenas de reuniones informativas sobre el futuro de Europa tienen lugar en diferentes ciudades de la UE este año, un debate necesario para impulsar el diálogo a nivel local sobre el futuro de la Unión. “Hay temas acuciantes por resolver a corto plazo. Pero, si miramos las cosas desde la perspectiva europea, como miembros de esa gran familia, creo que todos nos beneficiamos de esa economía a gran escala.” “Algunos impuestos han subido pero no creo que sea negativo porque, en general, el estar dentro de la UE nos ha ayudado a crear empleos, aquí en Malta.” “Hemos tenido que adaptarnos muy deprisa, me refiero a adoptar ciertas leyes y regulaciones que han servido para mejorar las cosas en nuestro país.” “No tengo nada en contra de la gente que se siente europea, pero creo que Europa es sólo un club para ricos y Malta se ha llevado la peor parte tras la adhesión, aquí el coste de la vida ha aumentado mucho.” El primer ministro actual, un europeo convencido, militó contra la adhesión a la Unión Europea hace una década. Las ventajas económicas que supuso la introducción en la UE han generado un cierto consenso entre los 420.000 habitantes de la isla. Professor Roderick, Pace Institute for European Studies, Universidad de Malta “Hay una correlación entre el desarrollo económico de la isla y el apoyo a la Unión Europea. La economía maltesa no se ha portado mal, creo que lo hemos hecho bastante bien, y eso explica ese fuerte sentimiento de pertenencia a Europa.” Un apoyo que crece pese a la preocupación a cerca de la inmigración ilegal que sitúa a Malta como puerta de entrada a Europa. Este interés por Europa se explica, según otros expertos, por el hecho de que Malta es un país altamente politizado. La política anima las conversaciones diarias de los ciudadanos que se sienten concernidos por las decisiones de Bruselas. Las encuestas señalan esa falta de conocimiento que los ciudadanos tienen sobre sus derechos. En la capital, la Valeta, acudimos a un foro de discusión organizado por la Comisión Europea. Líderes de opinión y represtantes de diferentes grupos de presión se organizan para tratar temas específicos. Martin Bugelli, representante de la Comisión Europea en Malta: “No tiene sentido hacer un discurso global dirigido a todo el mundo, porque acabas sembrando en tierra de nadie. Lo que nosotros intentamos hacer es dirigirnos a grupos específicos a los que les interesan determinados temas. Si tenemos delante a un grupo de empresarios, tratamos temas financieros; si se trata de profesionales del turismo, pues abordamos temas como la cobertura sanitaria europea; si hablamos con jóvenes, pues discutimos sobre temas como el coste del servicio itinerante. Siempre tratamos de identificar los intereses de grupos particulares.” La última encuesta del Eurobarómetro sitúa a Malta en segunda posición, tras Luxemburgo, a la hora de evaluar el sentimiento de pertenencia a la Unión Europea. Un 81% de los malteses se siente profundamente europeo. En el otro extremo están Bulgaria, el Reino Unido, Chipre y Grecia. Esas mismas encuestas señalan que solo el 28% de los de los europeos cree que su voz cuenta en la Unión Europea.