Share

Videos

Rebrote de la violencia en Ucrania. Baño de sangre tras nuevas manifestaciones en Kiev

EuroNews ES
|
February 18, 2014 AT 2:21 PM
La frágil tregua que reinaba en Ucrania desde finales de enero ha saltado por los aires esta mañana, cuando las fuerzas del orden cerraron el paso a una multitud de cerca de dos mil personas que se dirigía al Parlamento para exigir a los diputados que votaran y aprobaran la constitución de 2004 que limita los poderes del presidente. La negativa de la mayoría parlamentaria del Partido de las Regiones de Yanukóvich a inscribir la votación en el orden del día desató los disturbios. Los manifestantes trataron de superar las barreras policiales y lanzaron adoquines contra los agentes antidisturbios que respondieron con gases lacrimógenos y granadas aturdidoras. Al frente de la manifestación marchaban destacamentos de las denominadas “autodefensas” creadas por los opositores, que se manifiestan de manera ininterrumpida desde hace casi tres meses en el centro de Kiev y otras ciudades ucranianas, y en las que tienen un protagonismo destacado grupúsculos de extrema derecha. Al no conseguir entrar en el Hemiciclo, un grupo de entre 200 y 300 manifestantes encapuchados invadieron la sede del Partido de las Regiones, la formación del presidente, Víktor Yanúkovich, que está cerca del Parlamento. Armados con bates y palos de madera, derribaron la puerta de la oficina y lanzaron cócteles molotov para prender fuego al edificio que fue, posteriormente, evacuado por los antidisturbios. Los enfrentamientos han dejado numerosos heridos en ambos campos. Además de en el cruce de las calles Institútskaya y Shelkovíchnaya, estas escenas de guerra urbana se han reproducido en el Ayuntamiento de Kiev. Los manifestantes han intentado recuperar el control del consistorio que habían desalojado hace dos días, después tres meses de ocupación. Varias cancillerías europeas han expresado su preocupación por la escalada de la violencia y han advertido de que “una vuelta a los enfrentamientos en Ucrania, no es el camino”. Rusia, por su parte, ha responsabilizado de este rebrote de la violencia a los países occidentales.