Videos

Reelección casi asegurada para Alíev en Azerbaiyán

EuroNews ES
|
October 08, 2013 AT 2:04 PM
A primera vista, Bakú tiene todo de una gran capital. Coches, hoteles y tiendas de lujo, rascacielos ultramodernos recién construidos...es el fruto del maná petrolero que representa el 70% de los ingresos del Estado. La víspera de las presidenciales, muchos tienen claras sus prioridades a la hora de votar: “Soy rusófona y me siento completamente a mis anchas. Por supuesto, votaré por la persona que ha hecho posible que eso sea así.” “Votaremos por mantener un buen nivel de vida, por nuestro actual presidente, porque hemos visto los buenos resultados de Azerbaiyán tanto en la escena internacional como en la nacional.” “No se preocupen, votaremos por la persona adecuada, y ustedes saben de quién hablo.” Una cifra es suficiente para explicar semejante entusiasmo: entre 2003 y 2012 el PIB por habitante pasó de 626 a 5.774 euros. Y quién más se beneficia de ese éxito es Ilham Alíev, presidente desde 2003 y sucesor de su padre, Heydar, que dirigió el país durante 23 años. Reelegido en 2008, tras unas votaciones denunciadas por los observadores internacionales, en 2009 se libera por referéndum de la limitación de dos mandatos. Todos los analistas coinciden en que sólo un cambio radical de la situación económica podría poner en aprietos al presidente Alíev, a quien estos jóvenes han dedicado este vídeo. Además, la oposición no consigue hacerse oir. Alíev está tan seguro de su victoria que no ha participado en debates electorales. Durante la campaña, el candidato elegido para representar a la oposición ha repetido el mismo mensaje: Jamil Hasanly. Candidato de la oposición a las presidenciales: “Actualmente, en Azerbaiyán no hay un ambiente democrático. El Gobierno no tiene interés en organizar unas elecciones libres y democráticas. No hay una atmósfera democrática en el país.” Desafiando la prohibición vigente, los manifestantes de la oposición han organizado numerosas marchas de protesta en los últimos años. Y lo han pagado caro. Los grupos de defensa pro derechos humanos denuncian regularmente detenciones de opositores.