Share

Videos

¿Responderán los europeos con una sola voz al escándalo de espionaje de Estados Unidos?

EuroNews ES
|
October 24, 2013 AT 12:39 PM
El asunto ya fue abordado en la cumbre europea del mes de junio. Pero esta vez encabeza el orden del día. Espiados por los estadounidenses, los europeos están muy enfadados tras conocer las últimas revelaciones. Si París eleva el tono, el resto de socios comunitarios ha sido hasta ahora tolerante con Washington. Pero, el rastreo al teléfono móvil de Merkel, ¿cambiará la situación? Esta fue la última revelación y la canciller alemana llamó inmediatamente a Obama para comunicarle que si la información se confirma, la confianza entre los dos países podría resultar seriamente dañada. ¿Está también ahora dispuesta Alemania a elevar el tono? El pasado mes de julio, en plena campaña electoral, las revelaciones publicadas por Der Spiegel, basándose en los datos de Edward Snowden, habían provocado una tímida reacción oficial. Tímida a pesar del enfado de la opinión pública en un país en el que el espionaje de la población recuerda a la antigua RDA. En Francia, las últimas revelaciones publicadas por el vespertino Le Monde aseguran que en apenas un mes la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense realizó más de 70 millones de grabaciones de datos telefónicos de franceses. Como en Alemania, la información provocó la indignación del Gobierno y la inmediata convocatoria del embajador estadounidense. “Es increíble que un país amigo, que un país aliado como Estados Unidos pueda llegar al punto de espiar comunicaciones privadas sin ninguna justificación estratégica, sin ninguna justificación de defensa nacional por parte de Washington. Estados Unidos tiene que responder”, aseguró el primer ministro francés. París asegura que no cederá hasta que consiga obtener explicaciones y Estados Unidos ponga fin al espionaje masivo. En otros países, a pesar de haber sido comentadas y analizadas, las revelaciones fueron rápidamente acalladas. El primer ministro italiano, Enrico Letta, por ejemplo, se contentó con unas palabras de calma del secretario de Estado norteamericano. Lo mismo ocurrió con España, Bélgica y Holanda. El silencio al respecto ha reinado en Londres, aliado de la Agencia Nacional de Seguridad en este caso de espionaje. The Guardian que había publicado informaciones relacionadas con este asunto en verano llegó a ser acusado de poner en peligro la seguridad del Estado. Será poco probable por lo tanto que los 28 puedan responder con una sola voz al escándalo. Además, los expertos subrayan que es sorprendente que los servicios secretos de los países afectados no estuviesen al corriente de las prácticas estadounidenses.