Videos

Retromobile abre sus puertas al lujo de los marajás

EuroNews ES
|
February 06, 2014 AT 9:56 AM
Un elefante en París entre coches de época. Retromobile es una de las exposiciones más importantes del mundo de coches antiguos. Este año los coches de los marajás indios son las estrellas. Cada uno de estos automóviles tiene su propia historia. Como el coche de Muzaffar Ali, director de cine en Bollywood, hijo de un marajá. “Cuando era un niño jugaba en este coche, conozco cada detalle, explica Ali. He hecho muchas tonterías con este coche, incluso venderlo. Cuando vendes algo lo hechas de menos, lo aprecias más porque cuando es tuyo no lo valoras lo suficiente”. Uno de los vehículos más raros de la exposición es el Coche Cisne y una copia más pequeña, propiedad del Marajá de Nabba. “Es hecho todo de madera, cubierto de oro, las manillas de las puertas tienen forma de pez, también existen pequeños cepillos para limpiar las ruedas, cuenta el director de Retromobile, Francois Melcion. Además, por el cuello y el pico del cisne sale vapor caliente, esto era utilizado en la época para ahuyentar a la gente que se acercaba al coche en las calles de Calcuta”. Y de las calles de Calcuta a las trincheras de la Primera Guerra Mundial. Retromobile ha querido conmemorar el centenario de la Gran Guerra exponiendo una serie de vehículos utilizados durante el conflicto. De hecho, la Primera Guerra Mundial fue el primer conflicto armado en el que los vehículos jugaron un papel importante. “En esta exposición encontramos también un coche de Renault utilizado por el General francés Joffre durante la ofensiva de Champagne en 1915. Esta es una exposición cargada de historia pero también un buen lugar para hacer negocios”, asegura Giovanni Magi, nuestro enviado especial al salón. El mercado de los coches antiguos sigue creciendo a pesar de la crisis. En 2013, las transacciones realizadas durante la exposición superaron los 14 millones de euros. “El precio de los coches suele aumentar siempre porque a veces se convierten en valor refugio, explica Melcion. Además, no existen solo coches de dos o tres millones, hay vehículos de cinco o diez mil euros, por eso es un mercado que funciona bien porque es accesible para mucha gente. Usted puede visitar cualquier pequeña localidad en cualquier parte del mundo y siempre encontrará a un coleccionista”. El salón Retromobile también dedica cada año una sección a los amantes de los coches deportivos.