Videos

Samaras dice que los sacrificios de Grecia salvaron el euro

EuroNews ES
|
January 15, 2014 AT 8:50 AM
El primer ministro griego, Antonis Samaras, ha presentado en Estrasburgo, ante el Parlamento Europe, sus objetivos como presidente de turno de la UE. La presidencia griega, en esta la primera mitad del año, estará marcada por la situación económica del país y Samaras ha querido reconocer los sacrificios de sus compatriotas y presentar resultados: cree que Grecia comienza a salir del túnel. “Sé que se han dicho muchas cosas en esta sala sobre este periodo de crisis – tanto positivas como negativas -”, ha reconocido Samaras, “...pero deberíamos tener presente que Grecia ha cumplido con los acuerdos que ha firmado. Hemos cumplido nuestra parte”. Samaras quiere aprovechar la presidencia para presentar credenciales económicas que le permitan renegociar los préstamos del rescate, quizá con un interés más bajo y un plazo más largo de devolución. El diputado conservador Elmar Brok ha declarado que él sí cree en Grecia: “Mantuve una reunión con el primer ministro Samaras y el viceprimer ministro Venizelos y tengo la impresión de que tienen ideas y prioridades claras”. Y añade: “Creo que deberíamos darle a Grecia la misma posibilidad de presidir la UE que al resto”. El primer ministro griego ha presentado como un éxito el superávit primario que ha alcanzado su país: el superávit sin contar los intereses de los préstamos. Samaras espera poder abandonar el rescate en verano. Ha sido tras años de déficit y a costa de una caída del 25% del PIB griego en los últimos 5 años. De media, los griegos han perdido un 35% de su renta. “Ahora están diciéndole a Grecia: ‘nuestra política ha sido magnífica, hemos tenido un gran éxito, por primera vez el año pasado registramos un superávit’, pero de lo que no hablan – dice la eurodiputada de la izquierda Gabi Zimmer – es de la situación social de los trabajadores, ni de los precarios, ni de los pobres”. La presidencia se enfrentará a debates de calado como el sistema europeo de liquidación de bancos o una política europea de inmigración y asilo y tratará de impulsar el crecimiento. “Un país en la desesperada situación de Grecia, en gran medida por la estupidez de haber entrado en el euro, y el hecho de que ahora asuma la presidencia de la UE hace que, francamente, me dé la risa”, dice el euroescéptico británico Nigel Farage. La presidencia no tendrá mucho tiempo para avanzar en sus objetivos porque en mayo habrá elecciones al Parlamento Europeo que paralizarán el proceso legislativo.