Share

Videos

UKIP lidera la lucha para sacar al Reino Unido de la UE

EuroNews ES
|
May 16, 2014 AT 10:12 AM
Una vez el primer ministro británico, David Cameron, tachó a los seguidores del Partido Independiente del Reino Unido (UKIP) de lunáticos y racistas encubiertos. Ahora las encuestas de opinión dicen que podrían ser los más votados en el país en las próximas elecciones europeas. ¿Cómo es este partido y cómo son sus votantes? Su líder, Nigel Farage, promete provocar un terremoto político. Cuenta con muchos votos en el sur del país pero ha visitado otras regiones para animar a los votantes a unirse al partido. Este partido antieuropeo cree que el Reino Unido debería dejar de ser miembro de la Unión Europea y apuesta por endurecer las reglas de inmigración. La inmigración proveniente de países comunitarios perjudica el empleo y afecta al nivel salarial, asegura. Recientemente ha visitado Manchester. Esta ciudad fue una vez el corazón de la revolución industrial británica. Sus fábricas cerraron y en su lugar se levantaron apartamentos de lujo, oficinas y bares de moda. Pero aquí hoy el desempleo ronda el 8% y en 2012 más de 10.000 familias perdieron sus casas por no poder pagarlas. En este contexto económico este partido intenta ganarse la confianza de la clase obrera, que tradicionalmente ha votado a los laboristas. La idea de que no vengan inmigrantes cala muy bien aquí, sobre todo en la clase trabajadora. “No nos tenemos que dejar gobernar por Bruselas. Podemos decidir sobre lo que pasa en nuestro propio país. Y la inmigración, bueno, es exagerada”, dice este hombre. “Voy a votar a Nigel Farage . Porque creeo que tiene razón”, asegura esta mujer. “Lo que dice no me convence. Primero por sus políticas sobre inmigración. No estoy de acuerdo”, responde esta mujer. Este antiguo ejecutivo de la industria de la música ha sido también candidato del Partido para la Independencia en las elecciones del pasado febrero. Dice que los votantes están desencantados con las formaciones políticas tradicionales. “Cuando miro las filas del Partido Laborista, del Partido Conservador y del Partido Liberal, me pregunto si alguna vez han tenido un trabajo de verdad, si saben lo que es llegar a fin de mes. Estas personas, en la mayoría de los casos, están desconectadas de los electores”, explica John Bickley. Hemos intentando ponernos en contacto con varios integrantes del Partido Laborista en Manchester pero no ha sido fácil. Este candidato al Parlamento Europeo sí ha querido hablar con nosotros. Cree que la estrategia de este partido antieuropeo no repercutirá en los resultados de su formación: “Creo que a pesar de todas las encuestas y de las investigaciones académicas, los cierto es que no hace mucho tiempo hubo aquí elecciones y nuestra mayoría aumentó, mientras que ellos se quedaron relegados en el segundo lugar. Nosotros somos los que vamos a dar soluciones a la gente, sabemos que el Gobierno conservador está fallando la gente en el noroeste y nosostros mismos sabemos que el Partido por la Independencia no tiene ninguna solución”, asegura Afzal Khan. Queda por saber si irán más allá de la representación europea y entrarán en el Parlamento británico después de las elecciones generales del año que viene. Hablamos con el profesor Rob Ford, de la Universidad de Manchester. Ha participado en un estudio donde han analizado las opiniones de 100.000 votantes británicos y 6.000 personas que siguen y votan al Partido para la Independencia. James Franey, euronews: Dr. Rob Ford, es usted catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad de Manchester. Acaba de publicar un estudio en profundidad del UKIP, llamado “Revuelta a la Derecha”. Los medios británicos mayoritarios describen al UKIP como “partido conservador en el exilio”. ¿Es una crítica ajustada a la realidad? Dr. Rob Ford, Universidad de Manchester: “Circula el argumento de que el UKIP le está haciendo daño al partido conservador. Si miras atrás y te fijas en los patrones de voto de 2010, ves que, en efecto, el UKIP recoge más voto de aquellos que habían votado conservador en 2010. Pero merece la pena profundizar un poco más y ver qué tipo de votante se ha ido al UKIP: son los votantes de clase trabajadora que están pasando dificultades económicas y sienten desafección política, los que han perdido con la austeridad. Si tomas, por ejemplo, a un albañil o a un fontanero que votaron a Cameron en 2010 porque estuvieran hartos de Gordon Brown por la crisis financiera, ¿era realista pensar que le iban a volver a votar a Cameron de no ser por la irrupción del UKIP?. Creo que no. A esos votantes los iban a perder de todos modos, porque tienen motivos para estar descontentos con los conservadores”. euronews: ¿Hasta qué punto forma parte el UKIP de esa tendencia contra los poderes establecidos que estamos viendo en toda Europa? Ford: “Diría que forman parte de ese resurgimiento de la derecha radical que ha está teniendo lugar en Europa en las últimas décadas. Creo que Wilders, Le Pen, los partidos populares de Suiza o de Austria..., todos ellos presentan similitudes con el UKIP. Existe una tendencia general de una parte del electorado, que se sienten marginados a raíz de los cambios de la últimas décadas, que se están pasando a estos partidos, sí”. euronews: Ahora Le Pen y Wilders quieren atraer a Nigel Farage hacia una alianza común con el UKIP en el Parlamento Europeo. ¿Sería una idea buena para el partido? Ford: “Sería una mala idea. De hecho, esos intentos le ayudan mucho, porque así el UKIP puede seguir rechazando a esos dos partidos y decir que no es como el Frente Nacional ni como el partido de Wilders: no somos un partido fundamentado en la identidad ni en la raza; somos un partido moderado porque esos otros quieren unirse a nosotros. Podríamos beneficiarnos de esa alianza pero, no, nosotros rechazamos ese tipo de política. Desde una perspectiva nacional británica, es una gran ayuda para el UKIP porque les proporciona una coartada ante las acusaciones de que son un movimiento extremista”.