Share

Videos

Un pueblo californiano, ahogado por los efluvios de ajo y pimienta de una fábrica

EuroNews ES
|
October 31, 2013 AT 6:15 AM
Esta es la historia de un pequeño pueblo californiano en el que apesta a ajo y pimienta. Una fábrica de salsa picante se ha convertido en la pesadilla de los vecinos de Irwindale, a una treintena de kilómetros de Los Angeles. El intenso olor a chile irrita la garganta y los ojos y provoca dolores de cabeza. Después de intentar en vano negociar con la compañía, los responsables municipales están decididos a llevar el caso ante la justicia. “Las familias, niños y ancianos, se quejan de que no pueden salir a la calle. El año pasado el problema era menor, pero la empresa sólo estaba operando al 10 por ciento de su capacidad. Ahora están al 50 por ciento y el año que viene alcanzarán su capacidad máxima de producción”, se lamenta el alcalde John Davidson. La compañía dice haber instalado unos filtros especiales en el tejado que absorben el 90 por ciento de las emanaciones, pero los efluvios de ajo y pimienta, que desprende la salsa Sriracha, siguen siendo insoportables.