Share

Videos

Varias décadas de disturbios raciales en Estados Unidos

EuroNews ES
|
August 19, 2014 AT 11:52 AM
La última oleada de disturbios raciales en Estados Unidos tuvo lugar en 2010 en Oakland. La ciudad californiana fue escenario de violentos incidentes después de que un jurado declarara culpable por homicidio involuntario al policía Johannes Mahserle por la muerte del joven negro Oscar Grant. Más de un centenar de personas fueron detenidas. Pero el rechazo de la comunidad afroamericana a la supremacía blanca y la lucha por los Derechos Civiles se remonta al siglo pasado. Uno de sus momentos álgidos fue la Marcha sobre Washington en 1963. Más de 200.000 manifestantes se reunieron en la capital estadounidense con Martin Luther King como figura principal. Solo unos meses más tarde Luther King sería invitado por el presidente Lyndon Johnson a la firma de la nueva Ley de Derechos Civiles. Pero la histórica ley no eliminará totalmente los problemas de las calles de Estados Unidos. De hecho, la década de los 60 estará marcada por varios episodios de disturbios raciales: 34 muertos en Los Ángeles en el 65, 43 muertos en Detroit tres años más tarde y, finalmente, el asesinato de Martin Luther King el 4 de abril de 1968. Tras dos décadas de relativa calma, el caso de Rodney King en los 90 volverá a desencadenar una oleada de violentos disturbios en Los Ángeles. Cuatro agentes de policía fueron absueltos tras propinar al taxista negro una brutal paliza. Los hechos fueron registrados por un videoaficionado. En 2008, los estadounidenses eligen al primer presidente negro del país, Barack Obama. Una elección histórica que llenará de esperanza a esta comunidad que todavía hoy se siente discriminada. De hecho, en julio de 2013 otra decisión de un jurado volverá a provocar protestas en varias ciudades del país, aunque la mayoría se desarrollan de forma pacífica. El vigilante voluntario George Zimmerman que trabajaba en una urbanización de Florida fue declarado inocente tras matar, algo más de un año antes, al joven negro Trayvon Martin. Trayvon tenía apenas 17 años. Fue la única ocasión en la que el presidente Obama se pronunció al respecto con esta frase: “si yo tuviese un hijo, se parecería a Trayvon Martin”. Discriminación racial pero no solo, aseguran los expertos. La comunidad afroamericana ha sido una de las más afectadas por la crisis económica en Estados Unidos.