Share

Videos

Venezuela al borde de la fractura social

EuroNews ES
|
March 14, 2014 AT 1:36 PM
Los venezolanos en la calle. Venezuela vive no solo las mayores manifestaciones desde que el presidente Nicolas Maduro asumió el cargo hace casi un año, sino en más de una década. Los estudiantes protestaron a principios de febrero tras la violación de una compañera. Venezuela es el quinto país en número de asesinatos del mundo. Comenzaron como protestas pacíficas de estudiantes. Balance al día de hoy: hasta treinta manifestantes muertos en la represión gubernamental y las principales figuras de la oposición, detenidas. Las calles de Venezuela son de las más inseguras del mundo. Violencia y crimen son moneda corriente en las ciudades, algo que no ha cambiado con la llamada revolución bolivariana. Además de la violencia callejera los venezolanos sufren niveles de inflación récord y una insólita escasez de alimentos. Colas para conseguir comida y estantes vacíos en los supermercados son ya plato de todos los días. Euronews ha recogido testimonios en esas colas de personas que se quejan de que no pueden comprar ni papel higiénico. Nicolás Maduro, sucesor designado por Hugo Chávez, ganó las elecciones por la mínima en abril pasado. Proclama su origen modesto como conductor de autobús y sindicalista. El compañero presidente, el presidente obrero, insiste en una política que llama de socialismo del siglo XXI. Más allá de las palabras inacabables las condiciones de vida de la mayoría de los venezolanos empeora. Maduro se refugia en una conspiración de Washington. Los críticos dicen que lo que ocurre en Venezuela es consecuencia de un sistema de cambio de divisas inadecuado. También de la política de nacionalizaciones de empresas que han pasado a estar gestionadas ineficientemente por empresas estatales y sectores vinculados al gobierno. Los estudiantes y las redes sociales tienen gran protagonismo en lo que da como resultado una sociedad fuertemente polarizada. Una disposición de la Constitución de Venezuela permite a los críticos impulsar un referendum revocatorio a la mitad de cualquier mandato de un cargo electo, incluído el presidente. Ese será el próximo objetivo de la oposición.