Share

Videos

Yanukóvich se niega a dimitir

EuroNews ES
|
February 22, 2014 AT 1:33 PM
El recién depuesto presidente ucraniano, que se encuentra en paradero desconocido, ha calificado su destitución como un golpe de Estado que atenta contra la democracia. Este es el mensaje que envió a la nación desde la ciudad de Járkov, en ruso. “No pienso dejar mi cargo”, decía. “Soy el presidente elegido legítimamente en las urnas. Y pienso quedarme en Ucrania. Voy a hacer un nuevo llamamiento a la comunidad internacional para que envíe observadores a nuestro país. Y espero que los medidadores que hasta ahora han tomado parte en este conflicto político detengan a los gangsters que están sembrando el caos. No son opositores, son delincuentes peligrosos. Estamos siendo testigos del regreso del nazismo. Está ocurriendo lo mismo que en 1930, cuando el partido nacional socialista llegó al poder en Alemania y Austria. No hay ninguna diferencia”, concluía. Entre tanto, el Partido de las Regiones al que pertenece Yanukóvich celebraba un congreso extraordinario en el este del país para analizar la situción y adoptar una postura común que se resume en un apoyo incondicional al presidente depuesto. “Nuestra obligación es acabar con el baño de sangre y la destrucción que están provoando los enemigos de la patria”, decía el gobernador de Járkov, Mykhailo Dobkin. “Hemos de combatir a todos aquellos que nos llaman separatistas. Hay que tomar decisiones y hay que hacerlo ya”, concluía. Poco después, tanto Dobkin como otros dirigentes del Partido de las Regiones abandonaban Ucrania y ponían rumbo a Rusia.